Ficha de partido: 17.04.2005: RCD Mallorca 0 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

RCD Mallorca
RCD Mallorca
0 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Poli
35'
Descanso
45'
Emiliano MorettiRoberto Ayala
45'
Xisco MuñozMarco Di Vaio
56'
Marco Caneira
65'
Amedeo Carboni
76'
Bernardo CorradiFabio Aurelio
80'
Jorge LópezMelo
81'
Cortés
86'
David Albelda
87'
David Albelda
87'
OkuboTuni
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Iberostar Estadi
Aforo: 23.142 espectadores
Ubicación: Palma de Mallorca (Baleares) / España 
Inauguración: 1999

Rival: RCD Mallorca

Records vs RCD Mallorca

Máximo goleador: Silvestre Igoa (7 goles)
Goleador rival: Castro (3 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (07.05.1950)
Mayor derrota: 0 - 4 (19.02.1961)
Más repetido: 1-0 (10 veces)

Crónica

El Valencia sólo consiguió ayer un triste empate en casa de un Mallorca de Segunda división. El punto no vale para nada. Ya lo decía Antonio López en la previa. A la Liga de Campeones, el objetivo del equipo, se va sumando de tres en tres. Pero, pese a la importancia del envite de ayer, el Valencia realizó un partido mediocre. Ni los últimos minutos del encuentro, en los que se buscó la victoria con insistencia, maquillan el balance general del rendimiento del equipo. El Valencia mostró inseguridad en defensa, ausencia de juego en la media y falta de pegada en ataque. Es más, en algunas fases del choque, faltó la actitud y la voluntad necesaria para lograr la victoria.

Que Antonio López tenía un plan para ganar en Mallorca es seguro, porque el técnico trabaja los partidos, pero debe ser que el equipo no lo ejecuta con precisión porque de lo contrario no se explica que el Valencia no impusiera su superioridad con contundencia. Ayer, el equipo evidenció una preocupante falta de fútbol. No hubo criterio ni sentido. Demasiadas dudas. Muchos fallos y errores. El Valencia permanece estático, inmóvil, como atrapado por la incertidumbre. Hechizado por la magia de las glorias pasadas y las dudas de un futuro incierto. No trasmite la solidez ni la solvencia de antaño. No es sólo cuestión de falta de gol, de ese remate final que no entra, sino de falta de fútbol ofensivo. El Valencia no está afilado. Ni agrede. Sin embargo, el problema no radica en los delanteros -Di Vaio y Mista estuvieron combativos-, sino que el mal está en la media. Se acusan demasiado las bajas de Baraja -el que da sentido al juego- además del desequilibrio de Aimar y Vicente.

El Mallorca dio ayer sensación de equipo. Pero de Segunda. Organización no le faltó, es cierto, pero calidad tiene muy poca. Aún así, vendió caro cada metro del terreno de juego. Y en algunas fases le valió incluso para someter a un Valencia que confió toda su suerte en las aacciones de estrategia y en una última carga de la caballería,con Corradi al frente, que no suele funcionar. Una pena.