Ficha de partido: 22.05.2005: Levante UD 0 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Levante UD
Levante UD
0 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descarga
6'
Fabio AurelioRubén Baraja
20'
David Navarro
25'
Diego Camacho
33'
Descanso
45'
Momo SissokoMiguel Ángel Angulo
60'
Sergio GarcíaNacho
60'
Marco Di VaioPablo Aimar
70'
ReggiCongo
71'
JuanmaEttien
80'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Ciudad de Valencia
Aforo: 25.354 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 09/09/1969

Rival: Levante UD

Records vs Levante UD

Máximo goleador: Arturo Montes (25 goles)
Goleador rival: - (14 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (17.01.1921)
Mayor derrota: 1 - 6 (24.07.1932)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

El derbi de las necesidades terminó con el Levante UD y el Valencia CF tumbados sobre la hierba, implorando al cielo el por qué no habían cumplido con sus obligaciones antes de la fecha. El partido terminó en empate, lo que significa un sustancial descontento para el equipo blanquinegro. Para el Levante UD, las consecuencias del resultado son mucho más dramáticas. El triunfo del Mallorca en Riazor le pone un un pie en Segunda División. Ya no depende de sí mismo para salvarse en la última jornada.

Un partido de poder a poder. Así habrían resumido los cronistas deportivos de la postguerra el partido de ayer, y hubieran acertado de pleno. No hubo tregua ni un sólo segundo en los 90 minutos de un derbi al que sólo le faltaron los goles. Los amantes del fútbol, de aquellos que aún son capaces de disfrutar de la esencia de este deporte, no pueden tener quejas. El encuentro fue un completo homenaje a la la interpretación que le daban aquellos locos ingleses, hace ya más de un siglo, al football: un contínuo intercambio de carreras, chuts, patadas y remates a portería. Todo ese conjunto de acciones que resumen, en una frase, las inquietudes de los autores del invento: la obsesión de dos equipos de 11 jugadores por llevar una pelota a la portería contraria. Con ese propósito tan sencillo - y tan complejo al mismo tiempo- salieron los dos equipos al terreno juego, lo que dio inicio a un partido de fútbol en toda regla. Por fin, la ciudad de Valencia vivió un derbi con mayúsculas.

La necesidad de victoria colectiva se hizo evidente con sólo leer las alineaciones. Oltra optó por un 4-4-2 y el Valencia tampoco renunció a alinear a dos delanteros, aunque muy pronto quedó claro que toda la sustancia del partido iba a estar en el centro del campo. Ahí se establecieron dos duelos muy interesantes: Albelda-Rivera y Camacho-Baraja, del que salieron claramente vencedores los dos pivotes defensivos. El Valencia golpeó primero. Vicente avisó a Descarga que no iba a andarse con contemplaciones en su regreso a Orriols. A los 6 minutos ya había provocado la tarjeta amarilla del lateral vasco, y poco después intentó sin éxito entrar en el área de Mora. Poco peligro en comparación al que creó al Levante UD una vez el partido entró plenamente en acción, y en el que la defensa del Valencia tuvo que emplearse a fondo. Era el momento de comenzar a definir la forma de asediar el territorio enemigo y el Levante UD utilizó las bandas, donde Jofre y Ettien no se arredraron para cercar el área de Palop.

Al ímpetu levantinista respondió la defensa del Valencia con el mismo o más entusiasmo, lo que dio pie a la primera jugada polémica: Ettien fue derribado en el vértice del área y el árbitro no quiso saber nada. Más condimentos para alimentar la rivalidad. El Levante UD atacaba y el Valencia esperaba la recuperación del balón para salir al contragolpe con Angulo, entonces, como hombre más adelantado. Pero, durante un buen rato, fue el equipo local el que dominaba con claridad el terreno. Palop fue, antes del descanso, el único que pudo evitar un gol levantinista. Primero salvó un chut al primer palo de Congo y segundos después atajaba un remate de Alexis de cabeza. La respuesta del Valencia corrió a cargo de Aimar. El argentino intimidó el Ciutat de València enviando, ¡de rabona! el balón a la escuadra. Toda la emoción se trasladó a la segunda parte, en la que la obsesión por la búsqueda del gol se hizo aún mayor. El Mallorca ganaba en Riazor. Y al Valencia tampoco le servía el empate. Así que, decididamente, Levante UD y Valencia apostaron más que nunca por el fútbol directo. Más que una apuesta, era una obligación. Así que los dos entrenadores alimentaron el poder ofensivo de sus equipos. El Levante UD fue el que más se acercó al gol: Palop sacó dos chuts a bocajarro de Juanma y Jofre -esta en el descuento-, mientras que Jesule evitó el gol de Di Vaio en la otra portería.