Ficha de partido: 26.11.2005: Valencia CF 2 - 0 Celta de Vigo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
Celta de Vigo
Celta de Vigo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Lequi
21'
Descanso
45'
Pablo AimarMiguel Ángel Mista
45'
De RidderJonathan Aspas
54'
Miguel Ángel AnguloHugo Viana
62'
David Albelda
67'
David Villa
72'
Fabio Aurelio
79'
ContrerasAngel
82'
Patrick KluivertDavid Villa
82'
Javi GuerreroCanobbio
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Villa le dio vida al Valencia y Fabio Aurelio puso tranquilidad. El asturiano tiene olfato de gol y resolvió la papeleta. Era un partido decisivo para escalar posiciones y entrar en puestos de Champions y aunque durante el primer tiempo los blanquinegros fueron casi un alma en pena ante un Celta muy bien plantado, tras el descanso mejoraron el juego, el contrario perdió fuelle y al final el triunfo se quedó en Mestalla.

De inicio el Valencia decepcionó. La formación inicial que presentó Quique ya ofreció un gran sobresalto. Una semana más dejó en el banquillo a Pablo Aimar, y sorprendió al cambiar de banda a Vicente, para cubrir la zona derecha, porque aparte de la ausencia del castigado Rufete, prescindió de Angulo que se quedó como reserva. La línea de defensa fue la esperada, con Miguel, Ayala, Albiol y Moretti, y la obligada ausencia de Baraja –que no se recuperó a tiempo del cólico que sufría–, la cubrió Hugo Viana. Hasta ahí, normal, lo esperado. La sorpresa estuvo en las demás demarcaciones, salvo en que Villa fue referencia. Fabio ocupó la banda zurda con Regueiro en el banquillo, y Mista la media punta.

Con estos mimbres afrontó el Valencia el partido frente al Celta, un encuentro que Quique había calificado como una de las varias finales que tiene el equipo a lo largo de la temporada. Pero para ser una final, algo más que un partido, al Valencia le costó demasiado encarar el juego. Le faltó intensidad y sacó a relucir muchos temores. Los vigueses empezaron mandando porque la presión blanquinegra se limitó simplemente al empuje y ganas que demostró Villa. Se defendieron bien, mandaron el medio campo, tocaron el balón con seguridad y llegaron al área rival con fluidez.

No fue hasta transcurridos quince minutos cuando el Valencia hizo su primera aproximación interesante. Pinto se lució a tiro de Fabio Aurelio y el posterior de Mista, y unos minutos después volvió a neutralizar un remate del delantero murciano. Eso, dos caracoleos de Vicente, que apenas intervino, y poco más fue todo su bagaje. Fue un primer tiempo sin ritmo y el escaso público que acudió a Mestalla lo hizo ver con sus protestas y pitos cuando los jugadores se retiraron en el descanso. Quique optó entonces por dar entrada a Pablo Aimar, que en el inicio de la continuación reemplazó a Mista.

Los dos saques de esquina consecutivos que lanzó el Valencia en los primeros compases dieron otro aire al equipo y a la grada. Los blanquinegros empezaron a creer más en sus posibilidades pero los gallegos no cedieron en su empeño, aunque disminuyó su fuelle y sus llegadas ya no fueron tan contínuas. El Valencia iba a por todas y Quique reorganizó su once. Dio entrada a Angulo en el puesto de Viana y ello llevó emparejado que el asturiano se situara en la derecha. El equipo comenzó a funcionar y los goles, que se resistían, llegaron a tiempo. Villa y Fabio metieron al Valencia en puestos de Champions.