Ficha de partido: 18.09.2004: Valencia CF 3 - 1 Real Sociedad

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 1
Real Sociedad
Real Sociedad

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Alkiza
36'
Marco Di Vaio
37'
Descanso
45'
Marco Di Vaio
50'
Karpin
51'
Miguel Ángel MistaPablo Aimar
52'
GariGabilondo
60'
OskitzAlkiza
60'
Bernardo CorradiMarco Di Vaio
66'
AranburuNihat
73'
Marco CaneiraEmiliano Moretti
73'
Miguel Ángel Mista
74'
Arteta
81'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

Sensacional partido de Vicente que manejó el encuentro a su antojo para aupar al Valencia a lo más alto de la clasificación a expensas de lo que ocurra el domingo en el Calderón. Del excelente juego del extremo, se aprovechó Di Vaio, que marcó los dos primeros goles del conjunto ché. Mista, que volvió a jugar, hizo el tercero en la segunda parte, y Arteta recortó distancias de penalti.

El conjunto de Mestalla, además de la victoria, precisaba despejar las dudas que su juego ha generado, principalmente en el torneo doméstico. Sus números en partidos oficiales de esta temporada son casi inapelables, después de que en haya resuelto sus siete partidos disputados con cinco triunfos, un empate y una sola derrota, pero las lagunas en su juego durante los partidos han sido constantes. Con esta necesidad, el equipo de Claudio Ranieri pisó el acelerador en los primeros compases del choque, en los que sorprendió a una Real Sociedad que, a diferencia de los locales, además de mejorar su juego buscaba el primer triunfo liguero de la temporada.

El equipo de Amorrortu andaba algo dormido en el terreno de juego, aunque los contragolpes valencianistas le despertaron, principalmente uno de Vicente que finalizó con el balón estrellado en el larguero tras un brillante jugada. Tras la efervescencia del primer tramo, las fuerzas se equilibraron. La Real se acercó más por los dominios de Cañizares pero sin inquietar al meta de Puertollano.

Sin embargo, las imprecisiones de los guipuzcoanos en el centro del campo propiciaron que el Valencia continuase con sus arremetidas, en las que el principal protagonista fue el italiano Marco Di Vaio, quien abrió el marcador en el minutos 37 con un remate de cabeza tras una falta que sacó Vicente. Los valencianistas controlaron con mayor tranquilidad el partido en los instantes finales de este periodo ante un rival que no daba señales de poder reaccionar.

Un centro magistral desde 30 metros de Pablo Aimar fue rematado a los cinco minutos de la reanudación por Di Vaio, de nuevo de cabeza, para hacer el segundo gol. La precisión del pase fue tal que los jugadores locales fueron antes a felicitar al autor de la asistencia que al goleador. Un minuto después el argentino fue sustituido al haberse lesionado instantes antes del pase. El Valencia había comenzado el segundo tiempo con las temidas `pájaras` de anteriores encuentros, pero el gol le dio aire a la par que hundió a la Real.

Así, con este panorama, el partido perdió buena parte de su tensión, con el Valencia sin problemas para controlar la situación. Todo pintaba para que llegase un nuevo gol local, como así sucedió, con morbo incluido. Miguel Angel Ferrer `Mista`, castigado en los dos últimos partidos oficiales por Ranieri, por no verle `comprometido con la causa` entró en la citación y relevó al lesionado Aimar en la segunda parte. El atacante murciano aprovechó un balón descontrolado en el área donostiarra para reivindicar su estatus en el equipo.

El gol picó algo el orgullo de la Real, que no quería irse de Mestalla sin marcar. Lo consiguió por mediación de un penalti que convirtió Mikel Arteta en gol tras una mano de Caneira. Poco más ofreció el partido hasta el final, salvo un balón al palo de Mista en los instantes finales del choque.