Ficha de partido: 29.10.1988: Atlético de Madrid 2 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

At. Madrid
At. Madrid
2 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Fernando Giner
17'
Futre
31'
Manolo
34'
Descanso
45'
José Miguel Torres
47'
Nando Martínez
56'
Baltazar
69'
Carlos ArroyoMiguel Ángel Bossio
72'
Pedro AlcañizLucho Flores
72'
Eloy Olaya
73'
ParraJuan Carlos
81'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Vicente Calderón
Aforo: 54.851 espectadores
Ubicación: Madrid / España 
Inauguración: 02/10/1966

Rival: At. Madrid

Records vs At. Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (16 goles)
Goleador rival: Gárate (12 goles)
Mayor victoria: 9 - 1 (13.09.1936)
Mayor derrota: 0 - 5 (10.11.1985)
Más repetido: 1-1 (20 veces)

Crónica

Escaso público en el Manzanares, unos 20.000 espectadores, aunque Gil se quedará satisfecho por los 20 millones de TV, a los que se añaden los 3 de recaudación. Hubo medidas especiales para evitar que se colara la gente, por lo que se abrieron muy pocas puertas. Asimismo, los porteros del estadio, tras una asamblea, decidieron convocar paros para los próximos encuentros. Gil ya tiene un nuevo frente de batalla. Al final, quejas unánimes entre los valencianistas por el arbitraje del impresentable Calvo Córdoba, que estuvo lamentable. Su actuación no pudo ser más desafortunada. Lo pitó todo al revés y para colmo escamoteó dos claros penalties a favor del Valencia, aunque los ches le protestaron alguno más, así como la señalización de un fuera de juego que no existió y que cortó lo que pudo ser un gol de Eloy. En realidad casi nunca acertó en esos fueras de juego. Los claros penalties fueron, por manos de Tomás en un caso y por derribo de Luis García a Nando en otro. Expulsó de forma directa a Eloy, en el minuto 74, por protestar la no concesión de una de esas penas máximas y amonestó a Torres y Giner por juego duro, a Nando por protestar y a Futre por desplazamiento de balón. Lo suyo fue un concierto desafinado de silbato, en el que resultó mucho más perjudicado el Valencia.

Goles: 1-0. Minuto 35: Falta que lanza con su habitual maestría Baltazar. Ochotorena, en gran estirada, rechaza, pero Manolo, muy atento fusila el gol. 2-0. Pase en profundidad de Orejuela sobre Baltazar que tras superar la salida del meta valencianista, marca.

Entre el nefasto arbitraje de un curioso personaje vestido de negro que aparantaba ser colegiado y la floja actuación de dos equipos que prometían mucho más por su marcha reciente, se estropeó un partido que había levantado cierta expectación entre los aficionados. Al final, el Atleti se llevó el gato al agua porque fue un poco más ambicioso que su rival y porque se vio favorecido por los errores del aspirante a trencilla. Ya son cinco triunfos consecutivos para los colchoneros que acarician la tercera plaza con la que podrá empezar a disfrutar de las primas prometidas por Gil. Pero Atkinson aún debe trabajar para perfeccionar la máquina que le ha dejado Maguregui. Por su parte, el Valencia se mostró poco ambicioso y los errores de Calvo Córdoba no pueden ocultar el fiasco de un equipo que llegaba a la capital en plan gallito. El Valencia se presentaba con las bajas de Arias y Revert, en defensa y con la presencia de dos noveles, Camarasa y Torres, en esa zona, lo que hacía presagiar numerosos problemas para Ochotorena. Sin embargo, las líneas zagueras de los ches mantuvieron el tipo a pesar de los dos goles. La personalidad del cancerbero ex-madridista y la fuerza de Giner, que marcó muy estrechamente a Baltazar y en ocasiones pasándose en las faltas, contribuyeron a mantener maniatado a un Atlético cuyas puntas se veían con muchas dificultades para crear su juego.

Ni siquiera el adelantamiento de Futre, muy vigilado por Quíque y en ocasiones por Bossio, que colaboraba lo suyo en esa misión, servía para animar el cotarro. El problema para el Valencia radicaba en su escaso potencial ofensivo a pesar de lá presencia de hombres hábiles, como Eloy o Flores. Los ches jugaban muy bien con pases en corto pero con escasa profundidad. Si para colmo, Calvo Córdoba se equivocaba en algún que otro fuera de juego, estaba claro que al Valencia le iba a ser muy difícil marcar un gol.

El Atleti se encontró con el marcador a favor gracias a un golpe franco, como viene siendo habitual en los últimos encuentros, lo que le dio tranquilidad para asentarse sobre el terreno. La típica defensa en línea mostrada por Atkinson propició algún que otro susto pero parece que esa puede ser la vía para tranquilizar a una cobertura muy nerviosa hasta la fecha siempre y cuando puedan sincronizarse mejor los movimientos.

Tras el descanso, el Atleti replegó líneas pero el Valencia nunca tuvo excesiva fe al margen de los penalties escamoteados, que habrían hecho protestar al mismísimo santo Job. Un contragolpe de Orejuela, uno de los mejores rojiblancos, culminado por Baltazar en una de las pocas ocasiones sn las que pudo librarse de Giner, resolvió el encuentro. A todo esto, los parones en el juego, las excesiva fsaltas y las incongruencias del árbitro acabaron por deslucir un encuentro flojo y poco vistoso, que de todas formas sirvió para sacar ciertas consecuencias. Plaza debe pensar en el retiro para que nos evite el tener que soportar colegiados como el de ayer, Atkinson, con su sonrisa a lo Benny Hill, seguirá por un tiempo en el cargo hasta que la bolita no entre y haya que llamar a Briones y Espárrage doberá pedir un poco más de garra a los suyos en los desplazamientos. Así como una taza de tila, para no matar a otro árbitro que le repita la faena del Manzanares.