Ficha de partido: 05.04.2003: Real Betis 2 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Real Betis
Real Betis
2 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Benjamín
31'
Fernando
36'
Amedeo Carboni
41'
Carlos MarchenaMiguel Ángel Angulo
45'
Descanso
45'
Roberto Ayala
46'
Fernando
56'
Mauricio Pellegrino
60'
Rubén BarajaGonzalo De los Santos
60'
Francisco Rufete
63'
CapiDani
64'
Arzu
65'
Miguel Ángel MistaAnthony Reveillere
75'
Rubén Baraja
76'
Rubén Baraja
76'
CasasFernando
77'
Casas
83'
CaladoBenjamín
85'
Prats
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Benito Villamarín
Aforo: 56.500 espectadores
Ubicación: Sevilla / España 
Inauguración: 1929

Rival: Real Betis

Records vs Real Betis

Máximo goleador: Arturo Montes (10 goles)
Goleador rival: Unamuno (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (23.05.1926)
Mayor derrota: 0 - 4 (05.05.1985)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

El Valencia protagonizó una mala primera parte y una pésima segunda, en consecuencia, perdió y dijo adiós a la Liga al quedar ahora a 13 puntos del líder Real Madrid. Además acabó el partido con nueve jugadores por las expulsiones de Ayala y Baraja. El árbitro Pérez Lasa fue contundente en las mismas y, mientras puede existir alguna duda respecto a la mostrada al argentino, no es así en el caso de Baraja, en el que se interpretó desde la grada que tras ver la primera amarilla le insultó después. En los últimos días se habían producido una serie, quizá programada, de declaraciones en las que los jugadores valencianistas coincidian en señalar que pujar por el título de Liga aún era posible. Sin embargo, una cosa son las palabras y otra muy distinta los hechos. Anoche, en Sevilla, en nignún momento se vio al Valencia con capacidad para sumar los tres puntos ya que la mayoría del tiempo y con independencia de las expulsiones estuvo a merced del rival.

De salida arrojó parte de sus posibilidades al situar en el centro del campo a De los Santos y Aimar, a renglón seguido llegó la expulsión de Ayala y así fue como el Betis aprovechó tanta ventaja para conseguir una victoria que hacía cinco jornadas que no obtenía. Encima, jugó a placer en la segunda parte donde se encontró con un rival como el valencianista, descentrado, sin capacidad de reacción y sin ensayar el disparo a puerta. El Valencia protagonizó uno de los partidos más flojos de los últimos tiempos y se puede decir que al final quedó desmoralizado y desdibujado, aunque para algunos siempre habrá la posibilidad de cogerse al clavo ardiendo del arbitraje de Pérez Lasa, pero ya se sabe que a veces es bueno encontrar un árbol que impida ver el bosque.

Cuando el árbitro estaba señalando el final del primer tiempo se produjo una entrada de Ayala sobre Dani en el centro del campo donde al saltar por la posesión del balón soltó su brazo derecho y Dani quedó tendido en el suelo. Ayala fue expulsado por entender el colegiado que hubo agresión. Con esta acción, junto al hecho de que durante la primera fase del partido fue el Betis el que dispuso de una mayor predisposición ofensiva, fue como rentabilizó una de las pocas opciones de gol que tuvo; quizá Fernando arrancó en fuera de juego, pero el asistente de tribuna, que tan diligente estuvo en la señalización de las jugadas antirreglamentarias hasta ese momento, no optó por sancionar el citado fuera de juego.

El equipo andaluz tuvo más amor propio, al menos en esta fase del partido y por ello fue generoso en el esfuerzo, trabajó en todas y cada una de las posesiones del balón e imprimió un mayor ritmo a sus acciones para contrarrestar de esta forma las infinitas imprecisiones que se cometieron. En cuanto a errores fueron ambos equipos los que cayeron en los mismos. Tal vez, porque el juego fue precipitado o si se quiere interpretar de otra forma acelerado y esto dificultó que se pudieran ver jugadas de calidad, en realidad fue ron tan escasas como el fútbol en si que se pudo presenciar.

Aimar, la referencia valencianista, tuvo poco protagonismo y cuando empezó a asumirlo fue cuando llegó el gol bético y a partir de ahí sólo en una ocasión al filo del descanso tuvo la opción de empatar. En esta oportunidad Benítez alineó un equipo donde indudablemente se estaba pensando en el partido del miércoles ante el Inter. Por ello y de entrada se quedaron en el banquillo jugadores como Albelda y Baraja dando la oportunidad a que De los Santos y Aimar fueran los encargados de apoderarse del centro del campo, circunstancia que casi nunca cumplieron.