Ficha de partido: 27.01.1985: Valencia CF 1 - 1 Real Murcia

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
Real Murcia
Real Murcia

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Ricardo Arias
21'
Núñez
31'
Descanso
45'
LinaresAlbadalejo
51'
Roberto Fernández
53'
Wilmar Cabrera
53'
José Vicente AliagaCarlos Arroyo
61'
RamírezSebas
61'
Fernando GómezSalvador Ribes
69'
Figueroa
73'
Juan José Urruti
77'
Figueroa
84'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Murcia

Records vs Real Murcia

Máximo goleador: Mundo Suárez (14 goles)
Goleador rival: Zamora (5 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (06.12.1936)
Mayor derrota: 0 - 5 (25.05.1933)
Más repetido: 2-0 (10 veces)

Crónica

No se ha llenado el estadio Luis Casanova, con más de tres cuartos de entrada y una recaudación de cinco millones y medio. Había expectación por ver al Valencia y, sobre todo, a su nuevo jugador Arroyo, después de su triunfo sobre el Betis el domingo anterior. Arbitró mal el catalán Casajuana. Pasó por alto una falta que pareció penalty cometida por la defensa murciana a Saura, acabando la primera parte, y, sobre todo, detuvo mucho el juego señalando infinidad de faltas sin tener en cuenta en muchas ocasiones la ley de la ventaja. Fue despedido con un abucheo sonoro y lanzamiento de almohadillas al terreno de juego, teniendo que ser protegido por la policía al abondonar el campo. Enseñó tarjeta de amonestación a Arias, Cabrera y Urruti del Valencia, y a Figueroa y Guina, del Murcia.

Goles: 1-0, minuto 42. Córner que se saca contra la portería del Murcia por mediación de Saura; rechace de la defensa y remate cruzado de Roberto que salva la salida del guardameta. 1-1, minuto 84. Con ocasión de un contraataque del Murcia, Serrat intenta despejar un balón alto y le da en el brazo. El árbitro selaña penalty, con una ruidosa protesta de jugadores valencianistas y del público, que ejecuta Figueroa con un tiro fortísimo que bate a Bermell.
E séptimo empate

El partido tenía desde un principio una figura principal, la de Carlos Arroyo, el joven jugador valencianista que ingresó esta temporada en las filas del Valencia, procedente del Alcorcón madrileño y que había venido jugando en las filas del Mestalla, para actuar en el Valencia tan sólo en aquel segundo partido de Liga en que la huelga impidió que actuaran los profesionales y el Valencia alineó a sus juveniles y amateurs.

Y la verdad es que en ésta ocasión Arroyo ha decepcionado a la hinchada local, pues su actuación no ha sido buena. Tal vez le pesara el nerviosismo de actuar ante una afición para la que era ya un crack cuando, tan sólo cuenta dieciocho años, pero el caso es que ha estado flojo, ha acusado un cierto desfondamiento y ha tenido que ser sustituido antes de mediarse la segunda parte por Fernando.

Por lo demás, el partido ha sido uno más de los muchos que el Valencia viene jugando esta temporada en su campo, ha rubricado su séptimo empate ante su propia parroquia, y es que su especialidad viene siendo la igualdad precisamente ante los equipos más flojos y así ha sido ante este Murcia que se ha mostrado a la altura de otros varios que también sacaron tajada de Mestalla, pero que ha luchado por conseguirlo.

En la primera parte el Valencia dominó mucho, peto sin centrar su juego y el tono defensivo que el Murcia imprimió a su actuación fue quebrando las ocasiones valencianistas. Se animó el partido en los minutos finales, cuando a Saura le hicieron un penalty que el árbitro pasó por alto y poco después Roberto marcaba el gol que le daba una momentánea ventaja al equipo local. Pero después, en la segunda parte, a pesar de que el Valencia ha dominado de manera amplia, el Murcia, jugando con bastante habilidad y cerrando muy bien su puerta, se ha empleado al contraataque que llevaban a cabo Guina y Figueroa. Se ha mantenido por tanto el suspense hasta los minutos finales en que, a seis del término del encuentro, se ha producido el penalty por unas manos que parecieron totalmente involuntarias de Serrat. Un empate que el Valencia, jugando a todo gas en esos minutos finales, trató de romper para inclinar la victoria de su lado, sin conseguirlo.