Ficha de partido: 12.04.1986: FC Barcelona 3 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

FC Barcelona
FC Barcelona
3 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Urbano
15'
Pichi Alonso
34'
Descanso
45'
Sixto CasabonaJuan José Urruti
56'
ClosEsteban
63'
Schuster
69'
ManoloJulio Alberto
70'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Camp Nou
Aforo: 99.354 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 24/09/1957

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (34 veces)

Crónica

El Barcelona goleó anoche al Valencia, con goles de Urbanó, Pichi Alonso y Schuster. El equipo azulgrana, con un juego brillante, demostró que no había lugar para las suspicacias y colocó a su adversario en una situación poco menos que irreversible. Al Valencia ya sólo le queda rezar. Unos 45.000 espectadores asistieron al Camp Nou, entre los que se contaba una nutrida representación de la afición valencianista, cifrada en unos 8.000 seguidores. Terreno de uego en buenas condiciones aunque algo blando. Noche fría. Arbitró Franco Martínez, del Colegio Murciano. En su último partido como árbitro de Primera División, ya que ha cumplido 47 años y se retira, no tuvo problema alguno. No mostró tarjetas.

Goles: 1-0 (minuto 14): Esteban lanza desde la esquina, toca Alesanco en el segundo palo, devolviendo al centro, y Urbano cabecea. Bermell se lanza a por el balón, que se le escapa de las manos y traspasa la línea de gol, donde Pichi Alonso remacha el tanto. 2-0 (minuto 33): Schuster avanza en perpendicular y cede el esférico a Carrasco. Cuando todos esperaban que hiciera la pared con el alemán, Carrasco efectúa un primoroso pase de tacón hacia su derecha, donde Pichi Alonso recoge el balón y bate a Bermell sobre su salida. 3-0 (minuto 68): Julio Alberto se interna por la izquierda y tras driblar a tres adversarios, con tunel al último, centra al segundo palo. Tendillo despeja flojo y al centro del área pequeña, donde Schuster sólo tiene que empujar el balón lejos del alcance de Bermell.

El de anoche fue el partido de los adioses. Franco Martínez llevó a cabo su última actuación en partido de Liga tras quince años como árbitro de Primera, el Barcelona despidió el torneo en su estadio y el Valencia, a la luz del resultado, queda a punto de descender a Segunda tras 52 años de permanencia y sin conocer la pérdida de categoría. Su salvación ayer en el Camp Nou, como se encargó de demostrar el Barcelona, era pura utopia. Porque los azulgrana no dieron ni atisbo de una posible componenda y fueron a por todas desde el primer al último minuto.

En este encuentro tan decisivo para el Valencia, al equipo que dirige Alfredo Di Siefano solamente se le vieron fuelle y ganas durante el primer cuarto de hora, prácticamente coincidiendo con la llegada del primer tanto azulgrana. En estos quince primeros minutos hubo continuas alternativas y la mejor ocasión de gol fue para los desesperados visitantes, cuando Castellanos, en el minuto 6, lanzó un disparo raso y Amador replicó con una excelente intervención. Dos minutos más tarde se reclamó un pretendido penalty de Bermell a Urbano, que a nuestro entender no existió, ya que el meta desvió el balón antes de chocar con el barcelonista. Pero llegó el primer gol azulgrana y a partir de ahí, como hemos dicho, ya sólo existió un equipo sobre el campo. La defensa del Valencia, arriesgando en una posición en línea, se descoordinaba continuamente, permitiendo que las situaciones de gol rondaran la portería defendida por Bermell. Por otra parte, el obligado adelantamiento de líneas de los valencianos, a los que la derrota puede sentenciar, permitió al Barcelona jugar a lo que más le gusta, es decir al contaataque.

Así, Revert, salvó un gol en la misma línea en el minuto 21 y tras una majestuosa carrera de Julio Alberto, que culminó su acción con un centro-chut mortal de necesidad. Y en el córner subsiguiente Tendillo, a un metro de la línea de meta evitaba otro tanto, éste tras un cabezazo de Alesanco. Pese a sus desesperados aunque deslabazados esfuerzos, el conjunto visitante no pudo forzar más ocasión de peligro en toda la primera mitad que la ya reseñada en lineas precedentes. Y a los dos goles marcados por el Barcelona, además de los salvados por la defensa del Valencia, cabe añadir un gol anulado por fuera de juego de Pichi Alonso, que lo era, y otra internada de Julio Alberto, cuyo centro remató Schuster apuradamente, lo que permitió a Bermell desviar a corner.

El segundo período comenzó con dos sustos para la portería de Amador. Pero los disparos de Roberto y Sánchez Torres, ambos en el primer minuto, se perdieron uno fuera y el otro, en manos del meta azulgrana. Fueron dos ocasiones aisladas, casi anecdóticas, porque el Barcelona seguía empuñando las riendas del encuentro. Buena prueba de ello lo fue que Bermell, en el minuto 12, también tuvo que salvar dos ocasiones de gol, con Julio Alberto y Pichi Alonso como protagonistas. La seguridad del Barcelona contrastaba con el quiero y no puedo del Valencia, cuyo centro del campo no engarzaba el juego y cuyos delanteros se quedaban, por ello, sin recibir balones en condiciones de ser jugados.

Hay que significar la formidable labor de Pedraza, impecable en los pases, aunque las mejores ovaciones se las llevaran Schuster y Julio Alberto, que hacían lo bonito y que parecían reconciliados. Pero el sacrificado y oscuro, aunque no menos importante trabajo fue el del joven centrocampista, con un fútbol monocordepero terriblemente eficaz. Tras una leve racción valencianista, hacia la mitad de este periodo, llegó el tercer gol del Barcelona en una jugada magistral con Julio Alberto como principal protagonista y Schuster como beneficiario del defectuoso despeje de Tendillo. Al minuto siguiente, en el 24, Bermell evité el 4-0 en la primera pelota que Clos tocaba después de casi tres meses de ausencia.

Y con los gritos de "a Segunda, a Segunda" de los Boixos Nois que levemente intentó acallar el público de la tribuna, terminó él encuentro, la trayectoria de Franco Martínez en Primera y, muy posiblemente, la del Valencia en la División de Honor. A los levantinos sólo les queda rezar a su Virgen de los Desamparados.