Ficha de partido: 20.10.1993: Valencia CF 3 - 1 Karlsruher SC

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 1
Karlsruher SC
Karlsruher SC

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Klinge
11'
Kiriakov
26'
Pedja Mijatovic
35'
Descanso
45'
Lubo Penev
47'
Reich
57'
SchütterleShmarov
60'
Quique Flores
70'
Lubo Penev
73'
Eloy OlayaQuique Flores
76'
Schmitt
79'
Lubo Penev
86'
Eloy Olaya
91'
Final del partido
92'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Karlsruher SC

Records vs Karlsruher SC

Máximo goleador: Lubo Penev (2 goles)
Goleador rival: Schmitt (5 goles)
Mayor victoria: 3 - 1 (20.10.1993)
Mayor derrota: 0 - 7 (02.11.1993)
Más repetido: 3-1 (1 veces)

Crónica

El Valencia estuvo anoche casi extraordinario. El casi fue el despiste defensivo en el gol alemán, que dejó el 3-0 con sabor a sentencia en un 3-1 bueno, pero amenazante por aquello del gol visitante y su posible valor doble en la vuelta, que tuvo un rato sabor a trámite. Hasta el gol alemán, gozamos del Valencia que Hiddink quiere. Y Tuzón. Y la afición. Y el fútbol español todo en una noche europea. Fue un Valencia exquisito en la posición, en el toque, en el despliegue y en el remate. Un Valenci aestelar que acribilló al Karlsruher. Le hizo tres, Mijatovic tiró al larguero y un defensa, Bilic, sacó el balón con la mano, sin que el árbitro se enterara.

Fue un Valencia para ganar por tres, pero se durmió en un balón alto, el que tiene a Camarasa, Serer, Giner y Belodedic, entre otros altotes. Fue una pena el borrón porque los deberes anteriores eran de matrícula. Eso sí, si los blancos juegan en Alemania como ayer, pasarán silbando. El Karlsruher, verdugo del PSV Eindhoven en la primera ronda, no existió apenas tras el descanso, pero fue siempre una amenaza, sobre todo en la primera mitad. En esa fase atacó, marcó un gol que fue anulado por fuera de juego y sólo cedió ante el acierto de Mijatovic, a menos de diez minutos para el descanso. El Karlsruher orfreció la estampa de un clásico equipo alemán. Sólido atrás, fácil en la triangulación, físicamente a punto, y serio, muy serio en todas sus acciones, el eurorival valencianista confirmó de salida las bondades que sobre su juego lejos de casa se habían vendido desde que el bombo lo puso en el camino valencianista. No es un equipo super, pero sí un conjunto con oficio y recursos que no faltó a su cita con el gol.

Su figura es el ruso Sergei Kiriakov, por el que se interesó hace un tiempo el Barcelona. Se dijo entonces de él que es la réplica de Hristo Stoichkov y de verdad que se parecen. Situado en la punta izquierda del ataque, Kiriakov se movió por todas las zonas del campo y, cuando convino, como hace Stoichkov, atizó a los defensas, lo que le valió la tarjeta de amonestación. En Karlsruhe, este punta debe resultar todo un incordio. Frenarlo será el mayor reto del Valencia.

En el Valencia casi todos fueron Kiriakov, léase estrellas. Serer jugó un gran partido, aunque tuvo culpa en el gol pues saltó a por el balón aéreo antes de tiempo, lo que facilitó el remate decisivo. Belodedic parece estar por fin cerca del mariscal que fue en el Steaua y en Estrella Roja. Belodedic tiene un palmarés muy especial: es el único futbolista que ha ganado dos veces la Copa de Europa en dos finales que acabaron 0-0, incluso en la prórroga. Álvaro estuvo fenomenal. Y Mijatovic, y Fernando.

Penev fue punto y aparte. Lubo sabía que todo Mestalla se iba a fijar en él, tras la "espantá". Y respondió a las miradas: dos golazos, tras el descanso y, una pelea propia de un juvenil. Tanto peleó que vio una tarjeta, que lo apartará de la vuelta. Eso también es malo. El Valencia demostró que puede tener futuro en Europa y ser la alternativa al Barcelona aquí. Tras deshacerse del Nantes, a los de Hiddink les tocó bailar con una de las más feas supervivientes de la ronda inicial, y lo hizo con gallardía. Quiso jugar al fútbol, demostró su gusto por el espectáculo y mereció un más grande resultado. No fue el Valencia de Logroño, fue el Valencia aspirante a todo. En Alemania debe corroborarlo. Anoche demostró que puede.