Ficha de partido: 14.03.1993: CD Tenerife 0 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

CD Tenerife
CD Tenerife
0 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Voro González
5'
Dertycia
19'
Quique Flores
20'
Carlos ArroyoRoberto Fernández
44'
Descanso
45'
Felipe
55'
PizziLatorre
56'
Lubo Penev
58'
Fernando Gómez
74'
Quique EstebaranzDertycia
77'
Álvaro CerveraLeonardo de Araujo
79'
Del Solar
91'
Final del partido
92'

Estadio



Nombre: Heliodoro Rodríguez López
Aforo: 22.948 espectadores
Ubicación: Santa Cruz de Tenerife / España 
Inauguración: 25/07/1925

Rival: CD Tenerife

Records vs CD Tenerife

Máximo goleador: Fernando Gómez (9 goles)
Goleador rival: Pizzi (6 goles)
Mayor victoria: 3 - 0 (01.02.1978)
Mayor derrota: 1 - 3 (19.08.1995)
Más repetido: 2-1 (6 veces)

Crónica

Jorge Valdano debutó en el banquillo del Tenerife la pasada temporada frente al Valencia. Y su equipo no sólo ganó por 2-1, sino que empezó a remontar el vuelo para acabar la Liga situándose en una zona tranquila y ofreciendo buen fútbol al público del Heliodoro Rodríguez. Esta vez, cuando también necesitaba los puntos por motivos muy distintos se tuvo que conformar con un empate que seguro le sabe a poco.

Y es que en esta ocasión Tenerife y Valencia luchaban por poner la quinta marcha hacia su gran objetivo: un puesto en la próxima Copa de la UEFA. En teoría se podía presumir que este iba a ser uno de aquellos choques en la cumbre. Dos equipos técnicos, con posicionamiento en el campo y con dos excelentes entrenadores en sus respectivos banquillos.

Al final no hubo goles, a lo largo de los noventa minutos apenas si pudieron contabilizar cuatro ocasiones claras y el juego fue ciertamente decepcionante. En realidad, ambos conjuntos demostraron tenerse un excesivo respeto. Por una lado, la defensa en línea que practicaron los tinerfeños maniató casi por completo los intentos ofensivos de su rival. Hasta diez veces los atacantes ayer rojos se quedaron en fuera de juego. Por otro, Hiddink montó una tela de araña en el centro del campo que no dejó maniobrar con soltura a los creativos organizadores locales.

Sólo Ezequiel Castillo pudo fajarse alguna vez de la presión valencianista, aunque su aportación no fue suficiente para gestar espacios libres a los desasistidos Dertycia y Latorre, que casi nunca pudieron acercarse con peligro a las inmediaciones de Sempere. El principio del encuentro fue un espejismo de lo que acabaría siendo. El Tenerife puso la directa y aparentemente parecía que podía minar a un Valencia que, tras su fracaso de la pasada semana frente al Real Madrid en el Luis Casanova, llegaba a las Canarias con ánimo de redención. En el minuto 10, Mata lanzó una falta con mucha picardía, pero Sempere pudo despejar el balón con bastantes apuros. Pero la réplica ché no se hizo esperar y en un despiste de la zaga canaria Penev controló un balón el pecho dentro del área, pero su disparo salió desviado.

En el minuto 16 llegó la jugada que pudo ser crucial en el encuentro. Una gran jugada de Latorre, que no se prodigó demasiado hasta su sustitución en la segunda mitad, acabó con un centro chut que llegó a los pies de Dertycia. Éste, sólo, con el portal contrario vacio, envió el balón fuera y acabó entrado él en el marco visitante. Una réplica posterior del Valencia, con un chut de Roberto que sacó cómodamente Chano bajo los palos con Agustín batido, fue el punto y final al poco bagaje ofensivo de este primera mitad.

Tras el descanso la decoración aún fue mucho peor. Ambos equipos se mostraron aún más conservadores, sin ideas, y el juego fue transcurriendo con gran entrega por parte de los jugadores, pero sin la menor fluidez. Los cambios por ambas partes no surgieron efecto y hasta el minuto 75 no hubo una jugada con cierto peligro ante Sempere. Pero en realidad fue el Valencia quien pudo sentenciar en un remate de cabeza de Penev que salió desviado. El búlgaro recibió un medido centro del recién incorporado Álvaro, pero al picar el balón no afinó bien la puntería. En los instantes finales sólo persistió la emoción por la incertidumbre del marcador, pero ni Sempere ni Agustín pasaron ningún apuro. En definitiva, ni uno ni otro conjunto pudieron poner la directa hacia la UEFA, aunque el empate del Sevilla favorece las aspiraciones de ambos pese a este reparto de puntos que satisfizo a nadie.