Ficha de partido: 05.04.1981: Valencia CF 3 - 1 Sporting de Gijón

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 1
Sporting Gijón
Sporting Gijón

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Ricardo Arias
35'
Ciriaco
41'
Descanso
45'
Fernando Morena
45'
Darío Felman
46'
Abel
54'
Óscar FerreroUría
64'
Ferrero
74'
Fernando Morena
83'
Manuel GálvezFernando Morena
84'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Sporting Gijón

Records vs Sporting Gijón

Máximo goleador: Vicente Seguí (7 goles)
Goleador rival: Quini (13 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (29.11.1953)
Mayor derrota: 1 - 6 (08.04.1923)
Más repetido: 1-1 (15 veces)

Crónica

Buena entrada en el Estadio Luis Casanova, unos 40.000 espectadores en tarde primaveral.

Goles: 1-0. 45 minutos de juego. Ultimos instantes de la primera parte, en realidad tiempo extra por unas interrupciones anteriores. Morena recibe un balón servido por Solsona que a su vez lo había recibido de Carrete y sorprende al guardameta gijonés con un tiro cruzado que le bate. 2-0. Primer minuto de la segunda parte. En realidad no había transcurrido todavía el primer minuto. Se llevaban 46 segundos de juego desde que el Valencia inició la segunda mitad, cuando un rapidísimo avance valencianista dio ocasión a que Subirats le adelantara la pelota a Felman y éste rápidamente disparó batiendo a Rivero. 2-1. Minuto 55. El Gijón, con ocasión de un ataque, hay una entrega de Ciriaco a Abel y el remate de éste, cruzado, bate a Sampere. 3-1. 83 minutos. Morena, en situación de fuera de juego, remata sobre puerta batiéndo a Rivero.

El Valencia ha conseguido un mejor resultado que juego, en este emocionante partido contra el Sporting de Gijón, jugando como quien dice a tres bandas porque el publico tenía los ojos puestos en el césped, los oídos en los transistores que les decian las incidencias de los encuentros de Barcelona y Madrid. Cuando se dio a conocer el empate y después la consumación de la derrota rojiblanca ante el Zaragoza, hubo explosión de júbilo, en los graderíos que incluso pareció irradiarse con los jugadores.

Pero el partido que ha hecho el Valencia no ha sido bueno, el Gijón, en juego, la ha superado netamente y únicamente la circunstancia de que los dos primeros goles tan decisivos se marcaran en momentos especialmente estratégicos, orientaron el partido claramente a su favor.

En la primera parte jugó mejor el Sporting que el Valencia, aunque éste tuvo alguna oportunidad propicia también para marcar, si bien no puede olvidarse que un remate de Uría se estrelló en el larguero a los 28 minutos, en la jugada más clara de gol que se escenificó en esta primera parte. Pero el Valencia no jugaba bien, como viene siendo bastante corriente, el Gijón le superaba netamente en el centro del campo y únicamente fallaba al terminar las jugadas pues actuando con sólo dos puntas, los extremos Abel y Ferrero, eficazmente marcados por Tendillo y Carrete, no cristalizaba el juego que en medio campo creaban Mesa, Ciriaco, Joaquín y Uría, zona en la que mandaban claramente los asturianos. Sin embargo, lo que son las cosas, se retiraron al descanso con desventaja.

Luego, ya en la segunda parte, y a raíz del segundo tanto para el Gijón, fue como un mazazo ese 2-0, que instauró el marcador. Sin embargo, reaccionó animosamente y se desplegó en un juego de ataque muy fluido y preciso pero al que siguió faltando el remate final. La ocasión aprovechada por Abel a los 10 minutos al marcar un gol que venía manchado por una falta anterior que el árbitro pasó por alto, sirvió para dar nuevos bríos al Gijón que siguió dominando ampliamente a un Valencia que se dedicó a conservar.

Rivero, de todas formas, salvó de los pies de Felman en dos ocasiones jugadas muy claras de gol que por el alocamiento del argentino malogró. Así fue transcurriendo el tiempo y se temía el empate, por el buen juego gijonés, pero sin embargo llegó el tercer tanto en una jugada oportunista de Morena que hallándose en fuera de juego, tiró a puerta con la complicidad del árbitro.