Ficha de partido: 19.05.1979: Valencia CF 3 - 1 Racing de Santander

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 1
Rac. Santander
Rac. Santander

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Daniel Solsona
6'
Geñupi
38'
Descanso
45'
Geñupi
50'
MarcosQuique Setién
59'
Pablo RodríguezLobo Diarte
82'
Daniel Solsona
84'
Lolo
85'
Carlos PereiraJosé Luis Manzanedo
86'
José Cerveró
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Rac. Santander

Records vs Rac. Santander

Máximo goleador: José Vilanova (7 goles)
Goleador rival: Cisco (9 goles)
Mayor victoria: 8 - 1 (03.10.1954)
Mayor derrota: 0 - 5 (31.03.1935)
Más repetido: 1-2 (13 veces)

Crónica

Partido jugado esta noche en el estadio Luis Casanova con algo más de media entrada. El Santander actuó a partir del minuto 6 de la segunda parte con diez hombres por expulsión de Geñupi, a quien se le motraron dos tarjetas amarillas por pérdida de tiempo y entrada dura a un contrario.

Goles: 1-0, a los 52 minutos. Ataque del Valencia con centro de Bonhof desde la derecha que Solsona remata a la red. 2-0, a los 84 minutos. Jugada de Pablo por la izquierda con magnífico regate y finalmente centro largo que va a la derecha, allí Solsona coge la pelota y con un remate muy fuerte y cruzado, marca. 2-1, a los 85 minutos. Ataque del Santander por la izquierda y remate desde lejos del defensa Lolo, Manzanedo no consigue blocar la pelota y el balón entra en la portería. A consecuencia de esta jugada Manzanedo queda lastimado, ya que se dio un golpe en la cabeza al intentar detener el balón, siendo sustituido por Pereira. 3-1, ya en tiempo de descuento. Ataque en tromba del Valencia, con remate de Cerveró desde 20 metros que va directo a gol.

El partido comenzó bajo los mejores auspicios. En el primer minuto de juego Bonhof realizó un avance espléndido con un disparo que salió fuera por milímetros. Poco después Solsona hacía otra diabólica jugada que llevaba el peligro al Santander. Se advertían en el Valencia ganas, velocidad y nervio, pero la verdad es que esta impresión duró poco ya que a partir de los 10 minutos de partido fue desdibujándose para decaer el Valencia que, si bien siguió jugando con cierta iniciativa, lo hizo también con una impresión notable, hasta el punto de que el Santander acabó en algunas fases del juego y especialmente por el excelente fútbol de su delantero Jiménez, de crear situaciones peligrosas y hasta tomar la iniciativa a su vez para aproximarse al área de Manzanedo.

El partido fue decayendo en brillantez para acabar constituyendo un espectáculo aburrido al que tan sólo algunos lances esporádicos le daban interés. Así podemos citar, por ejemplo, un espectacular remate de Botubot que se estrelló en el larguero faltando dos minutos para el descanso.

La segunda parte resultó más animada por la incidencia que se produjo al principio que había de pesar negativamente en su desenlace. Fue le expulsión de Geñupi, al haber recibído su segunda tarjeta, ahora por una entrada durísima a Diarte. En la primera parte había sido amonestado por el árbitro debido a perder tiempo. Se quedó el Santander con diez hombres, perdiendo a uno de sus jugadores más eficaces, de los que daban serenidad y seguridad a su defensa y su puesto tuvo que ser cubierto por Barrero. El jugar con diez hombres y al mismo tiempo al minuto de esta incidencia recibir el primer gol, constituyó para el Sentender una contrariedad notable de la que se consiguió recuperar porque el Valencia no enderezaba su juego, y aun dominando, no creaba verdederos peligros, realizando un fútbol impreciso e inconexo.

Fue transcurriendo el tiempo, el Valencia tuvo lances aislados, como una jugada de Felman que con toda la ventaja pudo haber marcado gol, pero Damas atrapó muy bien la pelota y una del Santander, a cargo de Jiménez, que después de un espectacular dribling fue objeto de una falta en el área que el árbitro no sancionó.

Después de casi 75 minutos de aburrimiento el partido entró en una fase galopante de interés, precisamente en los últimos minutos en que se marcaron tres de los cuatro goles que llegaron al tanteador, y precisamente también las jugadas más notables. Fue la sucesión de goles, el 2-0, el 2-1 y finalmente el 3-1, cuando ya se jugaban los minutos de prolongación, los que dieron un poco de emoción a un partido que tuvo más de sopor que de otra cosa.