Ficha de partido: 20.09.1975: Valencia CF 0 - 1 Real Betis

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 1
Real Betis
Real Betis

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Óscar Roberto LleidaRamón Rivera
31'
Descanso
45'
Juan Ramón Ocampos
63'
Anzarda
70'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Betis

Records vs Real Betis

Máximo goleador: Arturo Montes (10 goles)
Goleador rival: Unamuno (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (23.05.1926)
Mayor derrota: 0 - 4 (05.05.1985)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

Lo que se temía se ha producido. Ese clima pesimista, ese clima enrarecido que rodea al Valencia ha hecho crisis en el encuentro de hoy. Pero la crisis fue debida a la actuación negativa del equipo que después de haber realizado una primera parte esperanzadora, después de haber desplegado en el primer cuarto de hora un juego arrollador, un juego técnicamente bueno y con los jugadores empleándose con rapidez, codioia y acierto, en el que faltó únicamente saber y poder culminar las jugadas, desembocó en una segunda parte desquiciada, con un equipo desmoralizado que no dirigió las muestras de desagrado con que el público coreó algunas intervenciones desafortunadas de ciertos jugadores valencianistas, como Rep, Lleida y Ocampo. Un equipo, el Valencia, que sin saber reaccionar quedó a merced de un Betis que fue aumentando su ritmo de juego, que fue aumentando su capacidad ofensiva hasta originar en la segunda parte la situación propicia para que marcara el gol y para que pudiera hacer otros que se quedaron en el camino.

Así pues, no hay nada que alegar a esta derrota del Valencia, si no lamentar tan sólo que este Valencia que tan pocas esperanzas está despertando esta temporada está desembocando ya en una ruta peligrosa, que si no se endereza pronto podría llevarle a la Segunda División, y esto, dicho casi en el mismo comienzo del Campeonato de Liga, puede ser una exageración, pero se convierte en triste augurio debido a la escasa capacidad que se advierte en el equipo. Un equipo que hoy se ha mostrado sin personalidad y sin arrestos para superar la situación difícil en que acabó poniéndole el Betis.

Total que ha ganado el Betis merecidamente. La primera parte, en la que el Valencia mostró, como queda dicho, un primer cuarto de hora prometedor, que luego no se confirmó, registró lo poco bueno que el equipo merenguee hizo. Sin embargo, ya se advertía una incapacidad para las jugadas, la defensa se mantuvo bien, expertamente dirigida por Cordero, que es entre los nuevos el que mejores maneras muestra, pero en la delantera faltaba la capacidad para resolver las jugadas que se creaban en medio campo. Y así, después de 45 minutos en que, tras el primer cuarto de hora, en que el Valencia mandó, se equilibró la contienda para acabar a una última hora mostrándose el Betis peligroso, se llegó a una segunda parte en que el Valencia no consiguió tornar nunca el mando del encuentro. Tuvo unos momentos de dominio territorial, que no se tradujeron en nada práctico y tampoco concreto. Y a los 25 minutos en uno de los frecuentes contraataques que desplegaba el Betis. Anzarda colgó magistralmente un balón sobre la puerta valencianista coando Marro se encontraba alejado de ella. El gol, inevitable, constituyó el que habia de dar la victoria, una victoria merecida, al Betis.

No deja de ser simbólico que ocurriera esta jugada unos segundos después de sonar una ruidosa bronca contra Rep al perder una pelota en medio campo. En los 20 minutos finales, el Valencia hizo esfuerzos por alterar aquella situación, pero sin el menor resultado. El Betis aún desplegó algún contragolpe pa¡eligroso, pero ya la situación no se alteró. En realidad, la victoria se consumaba con ese 1-0, merecidamente conseguido por el Betis, que sume al Valencia en una situación no ya incómoda, sino peligrosa, por la escasa entidad que está demostrando el equipo actualmente. En fin, una noche negativa, que no sabemos, en definitiva, las consecuencias que puede tener, pero cabe pensar que algunas puede originar para el equipo y el club blanco.