Ficha de partido: 18.03.2001: Celta de Vigo 3 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Celta de Vigo
Celta de Vigo
3 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Mostovoi
10'
John Carew
27'
Juan Sánchez
31'
David Albelda
37'
Descanso
45'
EduGustavo López
45'
JuanfranYago
45'
Karpin
51'
Miguel Ángel Angulo
58'
Miroslav Djukic
58'
Santi Cañizares
58'
Karpin
60'
Adrian IlieDavid Albelda
64'
Karpin
65'
Diego AlonsoJuan Sánchez
70'
Catanha
71'
CoiraMostovoi
74'
Cáceres
85'
Vagner
88'
Vagner
90'
Jayo
91'
Vagner
95'
Final del partido
96'

Estadio



Nombre: Balaídos
Aforo: 32.000 espectadores
Ubicación: Vigo (Pontevedra) / España 
Inauguración: 1928

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

No había transcurrido un minuto de partido y los dos equipos ya habían tenido sus opciones para inaugurar el marcador. Carew perdonó a puerta vacía tras una gran jugada de Vicente y Mostovoi daba la réplica con un peligroso chut desde fuera del área.

El Valencia, espoleado por los resultados de sus rivales directos, salió decidido a no dejar pasar la oportunidad de recortar distancias. El mediocentro formado por Albelda y Baraja se adueñó del balón y valiéndose de la velocidad de Vicentín, Juan Sánchez y el Kily los hombres de Cúper hicieron trabajar de lo lindo a la defensa viguesa. El Celta cedía las bandas peligrosamente y un buen equipo como el Valencia no tardó en aprovechar esta circunstancia. Una combinación entre Angulo y Albelda terminó con un pase de la muerte de este último, hacia Juan Sánchez. El pequeño delantero valenciano, recordando lo que tantas veces había realizado en ese estadio defendiendo la camiseta del Celta, remató a la puerta de Cavallero para ver como el balón se introducía en la red a trancas y barrancas.

El Valencia recogía los frutos de un fútbol fácil que había conseguido desarbolar el planteamiento táctico de Víctor Fernández. Jayo y Vagner no existían y las carreras de Gustavo López no se concretaban en ninguna situación de peligro. Desde la ocasión del primer minuto, Cañizares no se había tenido que esforzar. Juan Velasco se sumó al ataque y logró crear algún problema al rubio portero internacional. El descanso estaba próximo y la charla de Víctor en vestuarios prometía ser sonada.

La decisión del técnico aragonés para tratar de arreglar el desaguisado fue cambiar su banda izquierda. Edu y Juanfran entraron por Gustavo López y Yago. Cuando aún no había transcurrido el tiempo suficiente para evaluar la mejoría del juego vigués, Vagner forzó a Djukic a cometer un extraño penalti. En uno de los primeros balones robados por el brasileño en todo el partido Karpin se encontró con la oportunidad para igualar el partido. El estonio no falló y el partido tomo otro cariz.

Las cosas se liaron aún más cuando Daudén tuvo una extraña visión en el área de Cañizares. Incomprensiblemente, el árbitro aragonés señaló un nuevo penalti ante la sorpresa de jugadores, espectadores, periodistas y todo aquel que estuviese viendo el encuentro. Karpin no desaprovechó el regalo para desesperación de la parroquia `ché`. El Celta remontaba el marcador con dos goles de penalti horas después de lanzar duras críticas contra todo estamento arbitral tras su eliminación europea.

Se estaba jugando una segunda parte de locos las tornas había cambiado. Sólo seis minutos después Velasco, en plan figura, realizaba una gran jugada que acabó con el balón en los pies de Karpin. El ruso, en estado de gracia, volvió a batir a Cañizares firmando un hat trick en veinte minutos. Verlo para creerlo un Celta lamentable en la primera mitad tomaba ventaja de dos goles en sólo veinte minutos de la reanudación. Daudén y sobre todo Karpin lograron desquiciar al conjunto levantino que asistía incrédulo a como se le escapaba un partido que tenía controlado.

Los hombres de Cúper vagaban por el terreno de juego. El Celta se vino arriba. Pero Daudén era el protagonista de la noche y no iba a permitir que nadie le eclipsará. Vagner en propia meta ponía el 3-2. En el minuto 50 de partido el colegiado tuvo otra visión de las suyas, esta vez el área de Cavallero. Pena máxima y expulsión de Vagner. Penalti que se dispuso a lanzar Kily. En frente su compañero de selección Cavallero. El guardameta adivina las intenciones del valencianista y la locura toca a su fin. El Celta logró una victoria que los dos equipo merecieron. El Valencia se une a la línea de perdonar errores ajenos, y el Celta, el mejor equipo de la segunda vuelta, se coloca a cuatro puntos de la UEFA.