Ficha de partido: 28.07.1996: Gremio Porto Alegre 3 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Gremio
Gremio
3 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Alfonso
28'
Descanso
45'
Iván CampoXabier Eskurza
45'
Iñaki HurtadoAntonio Poyatos
45'
Jorge BartualAndoni Zubizarreta
45'
Miguel Ángel AnguloGabriel Moya
45'
Raúl MartínezPaulo Sergio Viola
45'
Vicente EngongaPatxi Ferreira
45'
Ailton
54'
Dinho
70'
Joao AntonioCarlos Miguel
70'
JaquesAlfonso
73'
EmersonRoger
78'
SilvioMurilo
78'
Ze AlcinoPaulo Nunes
81'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Guillermo Olagüe
Aforo: 4.800 espectadores
Ubicación: Gandía (Valencia) / España 
Inauguración: 31/12/1967

Rival: Gremio

Records vs Gremio

Máximo goleador: Mario Kempes (1 goles)
Goleador rival: Ailton (1 goles)
Mayor victoria: Ninguna
Mayor derrota: 0 - 3 (28.07.1996)
Más repetido: 1-1 (1 veces)

Crónica

El conjunto brasileño del Gremio de Porto Alegre se adjudicó la segunda edición del Trofeo Agrupación de Peñas Valencianistas al imponerse a un Valencia que se estrenaba en la nueva temporada y que por lo tanto no estaba en condiciones de responder a una importante exigencia en su juego.

Los puntos sobre los que había que prestar mayor atención en las filas valencianistas se centraban en los nuevos jugadores que actuaron ayer. Aragonés probó, como ya había anunciado, al ruso Valeri Karpin en la posición de pivote por delante de la defensa, mientras que tras el descanso le acompañó en esta función Engonga. Por lo demás, poco que añadir, puesto que la diferencia en cuanto al rodaje entre uno y otro equipo quedó patente a lo largo de los noventa minutos. La primera mitad resultó más igualada pero la segunda fue totalmente de mando del Gremio, que dejó en evidencia al Valencia, sobre todo en acciones en las que se imponía la velocidad.

De cualquier forma el Valencia está empezando a trabajar y tiene todavía que recibir a efectivos importantes, por lo que en función de lo visto en Gandia no se debe cargar las tintas en un juicio que resultaría tan absurdo como ficticio. Aún queda tiempo por delante para pulir los defectos.