Ficha de partido: 02.05.2004: Valencia CF 2 - 0 Real Betis

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
Real Betis
Real Betis

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Jorge LópezFrancisco Rufete
20'
Curro Torres
35'
Descanso
45'
Pablo AimarMiguel Ángel Angulo
45'
VarelaMelli
46'
Rubén Baraja
48'
AlfonsoDenilson
52'
Miguel Ángel Mista
56'
IsmaelAssuncao
67'
Juanito
75'
Momo SissokoRubén Baraja
87'
Varela
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Betis

Records vs Real Betis

Máximo goleador: Arturo Montes (10 goles)
Goleador rival: Unamuno (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (23.05.1926)
Mayor derrota: 0 - 4 (05.05.1985)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

El Valencia ya tiene media Liga en el bolsillo. El título está en bandeja. Casi sentenciado. No sólo es que le lleve cuatro puntos al Real Madrid, y que resten tres partidos escasos para el final del campeonato, sino que el equipo de Rafa Benítez trasmite la sensación de ser muy superior al resto. Ayer, ganó sobrado al Betis. Hizo lo que quiso con el rival. Lejos de acusar la presión, dio un golpe de efecto al torneo de la regularidad, en el que su trayectoria ha sido impecable. Lo hizo a lo grande, ganando con absoluta superioridad, y divirtiendo a la afición.

El Valencia, con la experiencia del que ya sabe lo que es ganar un título, sabía que una de las claves para ganar un partido como el de ayer, en el que había medio campeonato en juego, no era otra que saber templar los nervios. En este tipo de envites, la tensión puede maniatar tanto que se convierte en ansiedad. Y ésta, sin duda, es peor enemiga que cualquier rival. Pero el Valencia no tuvo prisas. Se presentó en el campo dando la impresión de que no había urgencias, y decidió ir a por el partido con calma. Controló el juego en todo momento y fue apretando el acelerador poco a poco. De menos a más. Con tranquilidad. Sabía que, si mantenía su habitual firmeza y solidez, el gol tendría que llegar tarde o temprano. El Valencia es uno de esos equipos que, aunque no realicen un fútbol preciosista ni de cualitativo toque, siempre encuentran el mejor camino para llegar a la portería rival.

Ayer volvió a ocurrir lo mismo. El Valencia se posicionó bien en el terreno de juego, trazando las líneas tácticas que acostumbra, y presionó con intensidad al Betis. Cuando no tuvo el balón, no tardó en recuperarlo. Cuando dispuso del esférico, buscó la manera de poner en apuros al equipo de Víctor Fernández. Por ello, tras unos primeros minutos de tanteo, el Valencia comenzó a enseñar los dientes. Aunque lo hacía en jugadas aisladas, alguna de ellas a balón parado -en las acciones de estrategia el Valencia hace daño-, lo cierto es que era el equipo de Benítez el que daba señales de vida. Porque controlaba el juego y, aunque le costaba tener continuidad en sus acciones ofensivas, lo cierto era que dispuso de claras oportunidades de gol. Mista, en dos ocasiones, tuvo muy cerca el primer tanto. Pero Prats, ayer muy acertado, le ganó la mano y desvarató el peligro.

En una de esas acciones que caracterizan a un crack, Baraja recogió un balón en el centro del campo. El futbolista levantó la cabeza y vio perfectamente el desmarque de Curro Torres. Le mandó una envenenada diagonal al área y el balón, tras el fallo de un jugador rival, le llegó en las mejores condiciones para que el lateral lo enviara a la red de tiro cruzado. El tanto llegó a falta de diez escasos minutos para el descanso, y fue justo premio al que más lo buscó. El Valencia ganó medio partido gracias al talante con el que afrontó el arranque de la segunda mitad. Lejos de salir al campo con la intención de mantener el gol que tenía de ventaja, el equipo de Benítez lo hizo decidido a buscar el segundo tanto, el de la tranquilidad. Y no tardó en encontrarlo. Esta vez funcionó el contragolpe, otra de las alternativas ofensivas del conjunto valencianista. Fue una jugada espectacular. Jorge López la inició en campo propio, vio el desmarque de Aimar al que le envió el balón al hueco, y la triangulación la finalizó Baraja de un disparo colocado a la red tras aprovechar el buen servicio al área del argentino. En apenas tres minutos, el Valencia había dado otro golpe de mano al partido?y a la Liga.

Con dos goles de ventaja, y la seguridad del que se siente ganador, al Valencia se le puso el partido como más le gusta. El equipo sólo tenía que mantener la posición en el campo, y aprovechar la tercera opción de marcar si se presentaba. Cuando el conjunto de Benítez se falca, el rival lo tiene muy complicado para moverlo un milímetro. Hasta Cañizares, ayer sólo tuvo que intervenir a fondo en una ocasión -y ¡vaya parada! a disparo de Dani a bocajarro-, contribuye cuando se le requiere. Es cierto que el Betis lo intentó, Víctor Fernández movió el banquillo para darle otro aire a los suyos, y aunque el equipo verdiblanco fue más ofensivo, enfrente tenía a un Valencia que no quería dejar una gran oportunidad para presentar su definitiva candidatura al título. La celebración posterior al triunfo, con la grada de Mestalla el pie y jaleando a los suyos, impresionó.