Ficha de partido: 24.09.1988: Valencia CF 3 - 0 Real Murcia

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 0
Real Murcia
Real Murcia

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Javier Subirats
8'
Lucho FloresAsist: Fernando Gómez
16'
Eloy OlayaAsist: Lucho Flores
27'
Descanso
45'
CorderoPenalty fallado
56'
Salvador Revert
59'
MolinaSánchez
74'
Molina
80'
Emilio FenollRicardo Arias
87'
Pedro AlcañizLucho Flores
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia (Valencia) 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Murcia

Records vs Real Murcia

Máximo goleador: Amadeo Ibáñez (15 goles)
Goleador rival: Uría (9 goles)
Más partidos: Rino Costa (15 partidos)
Mayor victoria: 7 - 0 (06.12.1936)
Mayor derrota: 0 - 5 (25.05.1933)
Más repetido: 2-0 (10 veces)

Crónica

Extraordinario ambiente en el Luis Casanova, que ofreció un excelente aspecto, con tres cuartos de entrada. Tracas y el público volcado con su equipo. En el palco presidencial, Luis Suárez siguiendo muy atentamente las incidencias del juego y, posiblemente las evoluciones del central valencianista, Giner. La recaudación ascendió a 12.800.000 pesetas. El capitán del valencia, Arias, tuvo que ser retirado en camilla y aunque en principio se temía una grave lesión, todo se quedó en un susto. Arbitró Alfonso Alvarez, del colegio andaluz. No pasó de discreto. Mostró tarjeta amarilla a Revert y Molina.

Goles: 1-0, minuto 7. Error defensivo del Murcia, al ceder Paco Sánchez el esférico a Amador, Eloy se interpone, cede el cuero a Subirats y éste marca. 2-0, minuto 15. Flores, dentro del área, bate con un tiro raso a Amador. 3-0, minuto 27. Eloy recibe el balón de Fernando y sin dejarlo botar suelta una volea imparable.

Y sigue la racha. Bueno, esto es algo más que una buena racha de resultados. Este Valencia ofrece, hoy por hoy, unas garantías que permiten soñar con absoluta legitimidad en altas metas. Entiéndase, situarse entre los mejores de la tabla, como en los buenos tiempos, o entrar en competición europea, como en los buenos tiempos.

Y como en los buenos tiempos, el Valencia jugó, goleó y agradó en un primer tiempo pletórico de efectividad. Cierto que las debilidades del rival facilitaron las cosas pero esas facilidades las provocó un Valencia ambicioso y con ganas de demostrar que el reciente empate en el Camp Nou no fue flor de un día, ni fruto de la casualidad. Este Valencia pisa fuerte y aunque su segundo tiempo ante el Murcia tuvo ribetes de conservadurismo, hay que entender que el marcador era, por aquel entonces, tan claro y contundente que justifica en cierto modo el bajón de juego. De cualquier forma, el Valencia de Víctor Espárrago tuvo, a lo largo del partido, la virtud de ofrecer los dos aspectos clave del fútbol: goles, o sea, efectividad y buen juego, o sea, espectáculo.

El primer tiempo lo resolvió todo. El Valencia salió con ganas, tomó pronto las riendas del juego y a los 7 minutos aprovechó una mala cesión de Paco Sánchez al guardanieta Amador, Eloy anduvo listo y le sirvió a Subirats un balón que acabaría en las redes murcianas. No hubo tregua. Se aprovechó el aldabonazo que había recibido el cuadro pimentonero y apenas ocho minutos más tarde llegaba el 2-0 y con este resultado, la resolución del partido. Era difícil que el Murcia que se movía sobre el césped del Luis Casanova sacara de sus casillas a un sólido Valencia.

Había toda una carga de buenas intenciones en el bando de Antal Dunai pero también, escaso acierto. Y para qué decir que, cuando al filo de la media hora, Eloy firmó el tercer tanto con un excelente disparo, nadie dudó de que aquello ya estaba sentenciado. Tras el descanso vimos a un Valencia más relajado, lo que imaginamos no haría mucha gracia a Espárrago. Y el Murcia se estiró en busca de acortar distancias. Era un trabajo arduo pero que pudo dar frutos si en el minuto 11 de este segundo periodo, el murcianista Cordero hubiera acertado en el lanzamiento de un penalty. La verdad es que llevó el balón a la red en primera instancia, el árbitro sancionaba una entrada al alimón de Revert y Arias sobre Clos. Cordero batía a Ochotorena pero Alfonso Alvarez ordenaba repetir el lanzamiento. Esta vez, el jugador murciano estrelló su disparo contra la madera. No era, evidentemente, la noche del Murcia.

A pesar de todo, los visitantes se estiraron, lo intentaron, hubo genio y voluntad, pero nada más. El Valencia perdía a Arias, lesionado de consideración según las primeras impresiones recogidas nada más oirse el pitido final, sumaba otros dos puntos y dejaba bien sentado que está pisando con fuerza en esta Liga.