Ficha de partido: 08.01.1989: Real Betis 0 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Real Betis
Real Betis
0 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Salvador Revert
27'
Descanso
45'
Nando Martínez
48'
ChanoRubén Bilbao
62'
Voro GonzálezSalvador Revert
70'
Lucho Flores
77'
RincónCalderé
81'
Rubén CiraoloLucho Flores
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Benito Villamarín
Aforo: 56.500 espectadores
Ubicación: Sevilla / España 
Inauguración: 1929

Rival: Real Betis

Records vs Real Betis

Máximo goleador: Arturo Montes (10 goles)
Goleador rival: Unamuno (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (23.05.1926)
Mayor derrota: 0 - 4 (05.05.1985)
Más repetido: 2-1 (15 veces)

Crónica

Tarde soleada. Terreno de juego con algunas calvas que no impidió el desarrollo del buen fútbol y alrededor de los tres cuartos del aforo del Benito Villamarín cubierto. Dirigió el encuentro Marín López, del Colegio Riojano. Estuvo muy mal, perjudicando claramente al Betis e influyendo en el resultado. Le anuló un gol a Gail por supuesto fuera de juego posicional de un compañero y dejó de sancionar tres derribos en el área valencianista. Mostró tarjetas de amonestación a los visitantes Revert, Flores y Nando. Tuvo que salir escoltado del terreno de juego entre lanzamiento de objetos.

El Valencia se llevó un punto del Villamarín y mucho tuvo que ver en ello el arbitraje de Marín López. Escribir esto de entrada y sin moviola es arriesgado. No hacerlo sería faltar a la honestidad profesional. Y es que por lo visto desde la grada del Villamarín, aunque suene fuerte al leerlo, el Valencia jugó ayer con doce hombres. Once de azul, que fue el color de las camisetas valencianistas, y otro de negro, el llamado árbitro, que fue arbitrario en cuanto a jugadas polémicas que resolvió a favor del equipo visitante.

Ello privó al Betis de una victoria que mereció. Que mereció, incluso, con amplitud por su juego. Porque el Valencia se vio superado siempre y en casi todo. El "casi" justifica el 0-0. Lo que resulta dificil de justificar fueron los errores arbitrales. Un gol anulado al Betis a Gail por supuesto fuera de juego posicional de otro compañero y tres derribos en el área valencianista ignorados, uno de ellos evidente al término del primer tiempo, otro bastante claro en los minutos de descuento del partido, y otro en el transcurso del partido, para la polémica arbitral.

El encuentro fue del Betis de principio a fin. Un Betis distinto, radicalmente diferente al que se ha venido arrastrando con mucha pena en lo que va de Liga. Pero ayer el cuadro verdiblanco fue otro. Y el Valencia sólo pudo defenderse y acogerse al regalo arbitral. Los valencianistas jugaron a remolque de un Betis cambiado. ¿Por Cayetano Re? A lo mejor. Pero la evidencia fue que los verdiblancos hicieron un fútbol de garra con verticalidad, creando oportunidades pero sin materializarlas. Aquí Ochotorena tuvo su positivo protagonismo.

Víctor Espárrago adelantó a Quique Flores a la zona ancha para emperejarlo con un Calderé que ayer dio por primera vez su talla de verde y blanco. Bossio siguió a López Ufarte. Pero el Betis mandó en el centro del campo y llevó el peligro con insistencia al área visitante. A los once minutos Revert logró salvar bajo los palos un cabezazo de Gail con Ochotorena batido. Medio minuto después vino la anulación del gol al propio Gail y casi inmediatamente "Puma" Rodríguez falló lo increible. En dos minutos al Betis se le había ido el triunfo.

Pero las oportunidades verdiblancas se repetían. Yáñez y Recha, en sendas ocasiones, se plantaron solos ante Ochotorena y éste salvó en ambas oportunidades. Por contra el Valencia sólo llegó una vez a los 25 minutos a las inmediaciones de Pumpido y éste en su única intervención abortó la acción de remate de Quique. Antes del descanso Yáñez cayó en el área valencianista en contacto con su guardameta y rozando el final del primer tiempo Job fue derribado en el área tras una espectacular internada. Pero Marín López estaba de azul valencianista.

En la segunda mitad sobró el medio campo defendido por el Betis. Los verdiblancos dominaron abrumadoramente. El Valencia pareció consciente que su máxima aspiración era el 0-0. Ochotorena salvó a los 12 minutos cuando "Puma" se quedó solo ante él. Luego, seis minutos después, Yáñez lanzó alto al querer romper el esférico. El dominio bético se hizo insistente y sobrepasado el minuto 90, "Puma" fue derribado en el área valencianista. Se pudo armar. Menos mal que existe un foso alrededor del terreno.

Al final, tras cinco minutos de prórroga injustificada, el árbitro abandonó el campo antes que los jugadores, protegido por la policía ante el lanzamiento de objetos. Lamentable. Tan lamentable como su actuación. Mal el Valencia, que consiguió lo que no mereció. Mejoró sensiblemente el Betis, pero no pudo ganar.