Ficha de partido: 20.03.1988: Valencia CF 1 - 3 Real Zaragoza

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 3
Real Zaragoza
Real Zaragoza

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Villanova
19'
Jon GarcíaJavier Subirats
20'
Villarroya
23'
Señor
30'
Vizcaino
35'
Señor
39'
Descanso
45'
PinedaPardeza
53'
Ricardo Arias
64'
Carlos ArroyoVoro González
69'
Rijkaard
80'
Señor
80'
Fernando Giner
85'
RocaRubén Sosa
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Zaragoza

Records vs Real Zaragoza

Máximo goleador: Manuel Badenes (9 goles)
Goleador rival: Duca (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (14.02.1943)
Mayor derrota: 1 - 6 (19.04.1959)
Más repetido: 1-0 (13 veces)

Crónica

Unos 25.000 espectadores en e Luis Casanova, que dejaron en taquilla 12.183.000 pesetas. Tarde primaveral. Terreno de juego en buenas condiciones. Actuaron como capitanes Arias y Señor. El Zaragoza lució uniforme rojo. El final del encuentro fue demorado por el colegiado porque éste ordenó parar el juego cuando el público lanzó almohadillas al terreno de juego. El Valencia sirvió ocho córners y el Zaragoza doce. Dirigió la contienda el jovencísimo colegiado tinerfeño Brito Arceo. Estuvo bien en líneas generales. Se mostró en todo momento muy meticuloso y siguió el juego de cerca, aunque hubo alguna jugada polémica, como la anulación de un gol a Montes, por fuera de juego. En todo caso, un lance para analiza a través de la moviola. El público le pidió también una posible posición dudosa de Rubén Sosa en una jugada que terminó en penalty de Giner sobre el delantero uruguayo. Mostró tarjetas a Villanova por juego duro, a Arias por el mismo motivo, a Señor en dos ocasiones, por lo que le expulsó en el minuto 35 del segundo tiempo, y a Rijkaard en la misma jugada.

Goles: 0-1, minuto 23. Gran pase de Rijkaard sobre Villarroya, que ante la pasividad de la defensa valenciana y de Sempere introduce el balón en las mallas. 0-2, minuto 35. Jugada muy espectacular del ataque zaragocista. Rubén Sosa estrella el balón en el poste, a continuación Pardeza dispara y el esférico da en el larguero y bota ante la misma raya de gol. Finalmente, Vizcaíno, que venía en tromba desde atrás, con la ayuda de Rijkaard introduce el balón dentro de las mallas batiendo a Sempere. 0-3, minuto 39. Penalty de Giner sobre Rubén Sosa que transforma Señor, engañando a Sempere. 1-3, minuto 8. Pase largo de Revert sobre Giner, y éste bate a Cedrún.

El Zaragoza organizó ayer en el Luis Casanova una segunda cremá. El conjunto de Manolo Villanova se llevó los dos puntos del estadio valencianista y dejó al conjunto de Alfredo di Stéfano en una situación difícil con cuatro negativos. La última traca de las Fallas 88, preparada por si el equipo che ganaba, se quedó sin explotar y la gesta fue zaragocista. El Zaragoza ganó en Valencia a fuerza de calidad y oportunismo. Como acostumbra, el conjunto del Luis Casanova salió en tromba y dominó intensamente durante los primeros 20 minutos. Jugó con empuje y fuerza, subía Nando al ataque, subía Revert, pero el Zaragoza supo resistir esa embestida inicial y esperó pacientemente su oportunidad. En el minuto 15, Montes marcó un tanto que anuló el colegiado Brito Arceo por fuera de juego. El Va lencia salió con un solo delantero, Fenoll, y toda su fuerza y su ilusión de los primeros 20 minutos no le sirvieron para batir a Cedrún.

Y entonces, en el minuto 23, el internacional aragonés Rijkaard, que ayer debutó en el Zaragoza, dejó muestras de su enórme clase con un buen pase sobre Villarroya, que aprovechó la pasividad de la defensa valencianista y de Sempere, para lograr el primer gol del Zaragoza. Su primer golpe sobre un Valencia que ya no volvió a ser el mismo y cuyo buen juego del comienzo del partido se acabó a partir de entonces. Apenas doce minutos después, el Zaragoza consiguió el 0-2. Fue una jugada muy espectacular en la que Rubén Sosa disparó un balón al poste, Pardeza estrelló el balón en el larguero y finalmente Vizcaíno acabó introduciendo el balón en las mallas, con la colaboración del morenito Rijkaard. Y aún hubo más, en el minuto 39, Giner le hizo un penalty a Rubén Sosa que transformó Señor: 0-3 y el encuentro estaba sentenciado.

El Zaragoza había sabido aprovechar todas sus ocasiones ante un Valencia que se lo puso fácil, por que tras unos primeros 20 minutos de intenso dominio, se apagó como el último fuego de las fallas en la noche anterior de San José. La segunda parte casi sobró, porque al Valencia se le veía desconcertado, confuso, sin poder de reacción y el Zaragoza, que ya tenía los dos puntos en su maleta, se lo tomó todo con enorme tranquilidad. Con tanta, que en los últimos minutos hasta vivió algún apurillo, cuando Giner logró el 1-3 y los ches cercaron a Cedrún. Pero al Valencia no le quedaban ni fuerzas ni aciertos para más. Y ahora, con cuatro negativos, el futuro se le presenta complicado al conjunto que dirige Di Stéfano. Este Valencia acusa las numerosas bajas de hombres importantes que sufre y ayer perdió ante el Zaragoza porque no supo aprovechar su buena racha de juego inicial, y porque además, el conjunto blanquillo es mejor en estos momentos que el del Luis Casanova, sin que de ello quepa ninguna duda.

El Zaragoza, en cambio, va a más, aunque a estas alturas ya ha perdido el tren de sus sueños, el tren de la UEFA. La revolución de Villanova tiene éxito. Ayer, Casajús hizo un buen encuentro, igual que Villanova, Vizcaíno y Villarroya. Los dos segundos lograron los dos primeros tantos del conjunto aragonés. Y la participación de un hombre de la clase de Rijkaard sólo puede aportarle a este equipo cosas positivas. Rijkaard jugó ayer a su aire, sin forzar, tras medio año de inactividad, pero demostró que es una estrella. Dio el pase del primer gol y demostró su gran visión de juego a pesar de que aún no está en su mejor momento de forma física.

La última traca de las Fallas-88, la hizo sonar el Zaragoza, aunque para los hombres de Vilanova ya es tarde para ir a Europa. Y mientras, los hombres de Alfredo Di Stéfano esperan que para ellos no sea tarde para intentar salir de esa zona baja de la clasificación, en la que ahora mismo con sus cuatro negativos se encuentran.