Ficha de partido: 15.02.2003: Valencia CF 2 - 0 Málaga CF

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
Málaga CF
Málaga CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Amedeo Carboni
23'
Descanso
45'
Mauricio Pellegrino
54'
Rubén Baraja
60'
Miguel Ángel AnguloFrancisco Rufete
61'
CanabalRomero
66'
David AlbeldaRubén Baraja
71'
Juan Sánchez
74'
Kily GonzálezVicente Rodríguez
76'
Roteta
81'
GeijoDely Valdés
86'
LekoSandro
86'
Sandro
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Málaga CF

Records vs Málaga CF

Máximo goleador: Waldo Machado (6 goles)
Goleador rival: Orozco (3 goles)
Mayor victoria: 6 - 1 (31.01.2004)
Mayor derrota: 0 - 4 (24.11.2012)
Más repetido: 1-0 (12 veces)

Crónica

Durante las últimas tres temporadas se ha observado cómo Pellegrino se ofrece en todas las jugadas a balón parado buscando el remate de cabeza. Una actitud positiva por parte de este jugador, pero que casi nunca encontraba el camino del éxito, que es como decir el del gol. Anoche sí tuvo su recompensa y así fue cómo resolvió de forma eficaz un barullo dentro del área pequeña a raíz de un lanzamiento a balón parado. Su gol significó abrir el camino del triunfo dado que después del mismo, el Málaga se descompuso y perdió la vitalidad del primer tiempo. Pellegrino, por su parte, firmó de este modo una buena actuación a lo largo de los noventa minutos. La noche fue fría y lluviosa y con ambiente preelectoral en la grada. Benítez arriesgó dejando en el banquillo a jugadores que venían siendo importantes en el funcionamiento de su equipo como Albelda, Aimar y Carew. Un riesgo que asumió y que al final tuvo su recompensa con el triunfo.

A pesar de ello, no hay que olvidar que Sánchez, Mista y Vicente disfrutaron en el primer tiempo de tres claras opciones para haber adelantado a su equipo en el marcador. Tres jugadas bien llevadas por el conjunto y mal finalizadas por los citados hombres, que tuvieron ante sí la oportunidad de haber impuesto la tranquilidad en un partido que, al menos en esa primera fase, estuvo marcado por la igualdad. Igualada en cuanto al desarrollo del juego pero no en cuanto a las oportunidades puesto que éstas se inclinaron descaradamente del lado valencianista, que evidenció una vez más la necesidad de disfrutar en la zona ofensiva de un jugador capaz de aprovechar sus oportunidades de cara al gol. En esta ocasion, el Málaga no quiso caer en el mismo error que el Sevilla y el Mallorca. Estos dos equipos, en su comparecencia en Mestalla, plantearon un encuentro con la única mentalidad de no encajar gol alguno y se refugiaron en su propio campo como la única opción válida para salir airosos. En cambio, el Málaga de Joaquín Peiró planteó el partido con un tono mucho más distendido, con un carácter más ofensivo y, en consecuencia, también dispuso de sus opciones de gol, intranquilizando sobre todo a un sistema defensivo que, con la ausencia de Ayala, no estuvo todo lo fluido de otras ocasiones. A este respecto, un buen centro de Musampa fue rematado por Dely Valdés desde el punto de penalti pero el balón se fue por arriba del larguero de la puerta defendida por Santi Cañizares.

La ausencia de Ayala estaba justificada por cuanto se encuentra sancionado, y justificación hay que encontrar en el hecho de que el próximo martes el Valencia reaparezca en la Liga de Campeones frente al Roma para que inicialmente Rafa Benítez no pusiera en acción a Albelda, Carew y Aimar, tres jugadores que en la presente temporada están siendo decisivos en el desarrollo del juego. David Albelda porque siempre aporta carácter y corazón además de eficacia, Aimar es siempre la imaginación y la calidad futbolística sobre un terreno de juego y Carew combina errores y virtudes pero siempre trabaja en solitario cerca del área, cuestión a valorar.

En el segundo tiempo, el hecho de que el Valencia se adelantase pronto proporcionó tranquilidad y confianza al sentirse superior al Málaga e ir demostrándolo poco a poco. El cuadro andaluz, pese a su predisposición, nunca tuvo capacidad para inquietar a Cañizares. Con este resultado, el equipo de Benítez no sólo se mantiene en los primeros puestos sino que, además, obtiene una buena dosis de confianza de cara al partido del martes en Roma. Además, encontró en todo momento el respaldo del público hasta cuando en la primera fase el juego no le era del todo positivo para sus intereses.