Ficha de partido: 23.03.2003: Valencia CF 1 - 1 RCD Espanyol

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
RCD Espanyol
RCD Espanyol

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
David García
8'
Domoraud
11'
Amedeo Carboni
23'
Soldevilla
26'
Anthony Reveillere
42'
Fredson
42'
Descanso
45'
Roberto Ayala
49'
Marc BertránRoger
51'
Tamudo
55'
Torricelli
57'
Fabio AurelioAmedeo Carboni
58'
MaxiOscar
58'
Rubén Baraja
59'
MoralesFredson
68'
Rubén Baraja
72'
Miguel Ángel AnguloDavid Albelda
77'
Lopo
78'
Fabio Aurelio
80'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: RCD Espanyol

Records vs RCD Espanyol

Máximo goleador: Mundo Suárez (20 goles)
Goleador rival: Prat (9 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.10.2003)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.06.1928)
Más repetido: 2-1 (24 veces)

Crónica

La remontada quedó incompleta. El Valencia Club de Fútbol disputó ante el Espanyol un partido a contracorriente, marcado por el tempranero gol catalán que consiguió David García en el minuto 8 de la primera mitad. Así, el equipo que alineó Benítez (un calco del que eliminó al Arsenal, con la única variante de Djukic por el sancionado Pellegrino), buscó durante 80 minutos dar la vuelta al marcador. Consiguió el empate tras el descanso por medio de Baraja (min. 59), pero no logró el tanto de la victoria, pese a que lo intentó por todos los medios, con un juego que fue de menos a más y acabó convirtiéndose en un asedio constante a la meta de Toni. La mala fortuna en el último remate, y el desafortunado arbitraje de Pérez Pérez, que se tragó dos penaltis cometidos sobre Carew, fueron las principales causas de que los tres puntos no se quedasen en casa.

El partido comenzó con un ambiente frío en Mestalla, del que sacó provecho el Espanyol. Los catalanes saltaron al campo bien colocados y se encontraron con un gol a favor en el minuto 8. Iván de la Peña metió un buen pase al área, Roger abrió a la parte izquierda para la llegada de David García y el lateral españolista metió un buen disparo raso ante el que no pudo hacer nada Cañizares. El conjunto de Clemente consideró que el gol era ya suficiente botín como para defenderlo sin rubor, y se limitó a contener las internadas valencianistas. En el minuto 23, Reveillere, que fue uno de los mejores del partido, puso un buen centro que Carew cabeceó fuera. El Valencia dominaba el juego pero no encontraba el último remate, y con muchos córners a favor, y en medio del espectáculo Pérez Pérez (sacó cinco tarjetas amarillas antes del minuto 45 en un partido sin apenas jugadas violentas) se llegó al descanso.

Tras la reanudación, el ataque valencianista ganó aun más intensidad. Albelda se quedó como único pivote, y Baraja adelantó su posición hasta acompañar a Aimar en la media punta, por detrás de Carew. La participación de Vicente en la izquierda y el buen entendimiento de Rufete y Reveillere en la derecha, propiciaban contínuas llegadas al área españolista. En el minuto 48, un centro de Vicente se estrelló en el exterior de la red tras ser desviado por Lopo, Roger pudo marcar el 0-2 en el 49 pero remató fuera una asistencia de Tamudo, y en el 59, un pase de la muerte de Reveillere lo acabó empujando a las mallas Baraja, después de que Carew fuese derribado en el área. Precisamente, las caídas del noruego en el área fueron claves hasta el final del choque. En el minuto 64, Aimar se fue de tres marcadores y sacó un disparo cruzado que salió rozando el palo derecho del meta españolista. Sólo dos minutos después, Pérez Pérez se desentendió de un claro agarrón de Soldevilla a Carew, que encendió los ánimos de Mestalla, que se acordó del desastroso arbitraje realizado por este colegiado en el Real Madrid- Valencia de la pasada temporada. El peligro seguía rondando la meta de Toni, y Aimar estuvo a punto de marcar el 2-1 lanzándose en plancha para rematar otra gran asistencia de Reveillere desde la banda derecha, que acabó perdiéndose muy cerca de la escuadra de Toni. Mestalla gritó el gol pero se quedó con las ganas de celebrarlo. El triunfo se resistió porque el balón no quiso entrar. Primero Rufete remató por encima del larguero un pase al segundo palo de Vicente (min. 81) y después Aimar cabeceó a la nuca de un defensa del Espanyol un preciso centro de Reveillere.

El resultado era inamovible, y nuestro equipo tendrá que seguir esforzándose para seguir enganchado a la Liga, en la lucha por el título desde las cuatro primeras plazas de la clasificación.