Ficha de partido: 02.12.1984: Sevilla FC 0 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Sevilla FC
Sevilla FC
0 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Wilmar Cabrera
21'
Descanso
45'
Miguel Tendillo
60'
Jon GarcíaJesús García Pitarch
65'
Fernando GómezJavier Subirats
74'
FranciscoJiménez
74'
López NievaRamón
77'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Sánchez Pizjuán
Aforo: 45.500 espectadores
Ubicación: Sevilla / España 
Inauguración: 07/09/1958

Rival: Sevilla FC

Records vs Sevilla FC

Máximo goleador: Mundo Suárez (28 goles)
Goleador rival: Campanal (20 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (17.10.1943)
Mayor derrota: 3 - 10 (13.10.1940)
Más repetido: 2-0 (26 veces)

Crónica

Tarde que empezó lluviosa y con trece grados de temperatura. Menosde media entrada. Terreno blando que luego se convirtió en barrizal. Dirigió el encuentro Benavente Garasa, del Colegio Vizcaíno. Buena su actuación, en un partido sin complicaciones. Enseñó tarjetas de amonestación a Cabrera, Arias y Nimo. Aplicó bien la ley de la ventaja y lo tuvo fácil.

No encuentra Manolo Cardo la delantera que haga goles. Al hombre del marcador del Sánchez Pizjuán van a tener que jubilarle por anticipado, porque domingo tras domingo se gana unas pesetas que no justifica. Claro que eso no es por su culpa sino por la de los delanteros sevillistas. El Sevilla no ha logrado hacer ni un solo gol en los últimos cuatro encuentros de Liga disputados en su estadio. Es más, en los seis últimos partidos ligueros sólo hizo un tanto y fue en Alicante y de penalty. La sequía goleadora es alarmante para los sevillistas, que esta tarde vieron truncadas sus esperanzas de romper la mala racha con una delantera nueva.

Cardo se decidió al fin (y bastante que se lo pedían los aficionados) a dar entrada en el eje del ataque al goleador del filial Sevilla Atlético, el joven Martín. Junto a él inyectó la savia vivificante de Ramón, otro que fuera goleador también en escalafones inferiores, y confió en la técnica de Moisés. El trío atacante hizo lo mismo que en anteriores encuentros habían hecho los López, Magdaleno y Álvarez II. Y es que acaso el problema sevillista no radique sólo en la delantera.

Pero centrémonos en el partido. En un partido distraído jugado con gran fuerza y con supremacía clara de las defensas. El primer tiempo fue más movido que el segundo. El campo estaba en mejores condiciones y el Valencia se permitió contragolpear con rapidez en los primeros compases del partido. Así, en el minuto 10, un contragolpe rapidísimo de Cabrera terminó con un tiro de García Pitarch que rozó el poste derecho. Replicó rápidamente el Sevilla, quien en el minuto 11 dispuso de una gran oportunidad al quedarse Ruda solo ante Sempere, que le hizo una gran parada. Y dos minutos más tarde. Cabrera lanzó un balón que rozó el poste derecho cuando se intuía el gol.

Un gol que tampoco habría de llegar en la segunda mitad, con dominio intenso del Sevilla, tan intenso como ineficaz. Cardo se jugó la carta de Francisco, que sin estar a tope físicamente, aún renqueante, se había quedado en el banquillo. Ni él ni el delantero López arreglarían nada. La presión sevillista se iría desinflando y al final el cuadro de Roberto hasta llegaría a contragolpear.

El empate hay que darlo por justo. Los dos equipos hicieron un gran esfuerzo sobre un terreno que terminó convertido en barrizal, lo que no impidió que se viesen algunas jugadas de calidad. Al final la decepción sevillista fue lógica. Son muchos partidos sin gritar gol y de eso se resienten los graderíos del Sánchez Pizjuán.