Ficha de partido: 06.01.1985: RCD Espanyol 3 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

RCD Espanyol
RCD Espanyol
3 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Orejuela
9'
José Manuel Sempere
10'
Jiménez
31'
N'Kono
31'
Ángel Castellanos
31'
Wilmar Cabrera
34'
Roberto Fernández
40'
Descanso
45'
Patón
49'
Salvador RibesFernando Gómez
59'
Enrique Saura
62'
Roberto Fernández
65'
Lauridsen
67'
José Carlos GraneroJesús García Pitarch
69'
Jesús García Pitarch
70'
Orejuela
73'
IbáñezJiménez
80'
ArabiJob
86'
Salvador Ribes
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Sarriá
Aforo: 44.000 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 18/02/1923 (Demolido en 1997)

Rival: RCD Espanyol

Records vs RCD Espanyol

Máximo goleador: Mundo Suárez (20 goles)
Goleador rival: Prat (9 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.10.2003)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.06.1928)
Más repetido: 2-1 (24 veces)

Crónica

Estadio de la avenida de Sarriá. Alrededor de un tercio de entrada y temperatura muy baja (dos grados). El terreno de juego se encontraba parcialmente helado como consecuencia de la nevada caída el día anterior. Los jugadores del Valencia llevaron brazaletes negros en señal de duelo por la muerte de un ex-jugador del club. Arbitró Pes Pérez (Aragonés). Mal, como siempre, quiso ser el protagonista cuando no hacía falta que lo fuera. Pese a señalar des penas máximas, que lo eran, omitió otra en el área valençianista por mano de Tendillo en el minuto sesenta. Seguro que su actuación no gustó ni a unos ni a otros. Expulsó a Roberto por llamarle "sinvergüenza" y amonestó a Sempere, Castellanos, Saura, Roberto y García Pitarch, del Valencia, y a los blanquiazules N'Kono, Patón y Orejuela.

Goles: 1-0 (minuto 9): Iñaki envía a Giménez que se revuelve dentro del área y remata por bajo. Sempere sólo puede rechazar la pelota y Orejuela marca con facilidad a puerta vacía. 2-0 (minuto 31): Pineda cede a Giménez, muy bien situado en el centro y totalmente solo, para que remate sin problemas. 2-1 (minuto 33): Centro de Saura desde la derecha y cabezazo de Arias. 3-1 (minuto 66): Arias traba a lñaki por detrás. El inapelable penalty es transformado por Lauridsen, que engaña al guardameta visitante. 3-2 (minuto 90): Claro penalty de Iñaki a Saura. Ribes es el encargado de lanzarlo y lo hace mal. N'Kono rechaza la pelota que vuelve a Ribes, que marca fácilmente.

Confieso que acudí ayer por la tarde a Sarriá con bastante temor. Y no porque supiera de antemano que iba a pasar frío, sino porque el Español afrontaba un partido muy comprometido contra un equipo que en las dieciocho jornadas de Liga ya jugadas tan sólo había encajado nueve goles. Además, el positivo blanquiazul conseguido ante el At. Madrid habia generado un exceso de optimismo que parecía enterrar en siete días los errores cometidos anteriormente.

Pues bien, tengo que reconocer que estaba equivocado. El Español, por lo demostrado ayer sobre el helado césped, parece haber olvidado su bache. Logró tres goles, algo que nadie en lo que va de temporada había conseguido ante el Valencia y, lo que es más importante, dio esa sensación de conjunto que no había visto la hinchada blanquiazul desde muchos encuentros atrás. El equipo de Azcargorta dominó al once valencianista, que no mostró las virtudes de su juego defensivo, si exceptuamos pequeños intervalos de dominio visitante, más motivados por un repliegue blanquiazul que por el buen hacer de los hombres de Roberto Gil, el Español controló siempre el juego, creando ocasiones y mandando en el centro del campo.

El de ayer no fue un partido de marcajes férreos. De ello se benefició, no me cabe ninguna duda, el Español. La línea media actuó al nivel de los viejos tiempos y la delantera, con un Giménez acertado y un Pineda muy trabajador, inquietó a la defensa valenciana que, en una sola jornada, pasó muchos más sustos, aparte de los goles, que los sufridos en lo que llevábamos de Campeonato. Y no es que el Valencia jugase muy mal. Pero el Español de ayer fue un equipo serio, disciplinado y muy bien ordenado que actuó con sentido de la anticipación durante los noventa minutos. Gracias a esto, el mal estado del terreno de juego, con hielo que escupía la pelota, pasó casi inadvertido.

La corta renta con la que se llegó al descanso no hacía presagiar una segunda parte muy cómoda, pero si se seguía con aquel ritmo no habría problemas. En el minuto 51 Lauridsen tiró al poste, tras lanzar directamente una falta y cuatro después, una colada de Zúñiga por la izquierda fue detenida espléndidamente por Sempere. El encuentro no se le podía escapar al Español. Su juego, cada vez más fluido y ágil, creaba constantes peligros en el área de un Valencia que pese a los esfuerzos de Roberto y Saura en el centro del campo y la presencia de Quique, el joven lateral, que ayer efectuó un magnífico partido, era incapaz de plantar cara al rival.

La interesante lucha desatada contó con las interferencias de Pes Pérez, que volvió a enseñar que el libertinaje de las tarjetas a nada conduce. Mostró ocho amarillas y una roja, y no poe ello los ánimos se calmaron. Además, erró en la señalización de algunas faltas, dejando sin sanción una durísima entrada de Castellanos a Job, que obligó a éste a abandonar el campo. Cuando decidió la expulsión de Roberto, el choque quedó sentenciado. Por si eso fuera poco, un minuto después llegó el 3-1, marcador que pudo incrementarse fácilmente si Pineda no hubiese enviado alto un buen pase de Laurldsen en el minuto 79. El gol final del Valencia fue ya pura anécdota por el momento en que se produjo.