Ficha de partido: 14.04.1984: RCD Mallorca 1 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

RCD Mallorca
RCD Mallorca
1 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Fernando Gómez
4'
JuaniOrellana
23'
Mario Kempes
43'
Descanso
45'
José Raúl IglesiasMario Kempes
45'
Barrera
63'
Salvador RevertManuel Botubot
70'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: José Rico Pérez
Aforo: 29.500 espectadores
Ubicación: Alicante / España 
Inauguración: 03/08/1974

Rival: RCD Mallorca

Records vs RCD Mallorca

Máximo goleador: Silvestre Igoa (7 goles)
Goleador rival: Morey (3 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (07.05.1950)
Mayor derrota: 0 - 4 (19.02.1961)
Más repetido: 1-0 (10 veces)

Crónica

Muy poco público en los graderíos del “Rico Pérez” para presenciar el encuentro Mallorca - Valencia, jugado aquí a solicitud del club balear. No había ambiente y sólo poco más de tres mil aficionados se dieron cita en el estadio alicantino. La lluvia caída en las últimas horas dejó el terreo de juego en muy malas condiciones y ello contribuyó a que el fútbol exhibido entre los dos bandos fuera de muy baja calidad. Dirigió bien el encuentro el colegiado catalán Crespo Aurré. No mostró ninguna tarjeta.

Goles: 0-1. Minuto 3. Remate de Kempes al poste, se forma una melée ante Zubeldía y finalmente Fernando envía el balón a la red. 0-2. Minuto 41. Mano dentro del área de Amer, sancionada con penalty que Kempes transforma. 1-2. Minuto 59. Centro de Verón pasado y Barrera, de espléndido cabezazo, establece el resultado definitivo.

Adelantemos a decir que el Mallorca no mereció perder los dos puntos que ventilaba con el Valencia. A lo largo de los noventa minutos llevó la iniciativa del juego y ejerció un mayor dominio territorial, llegó con cierta facilidad al área contraria, tiró a puerta con reiteración pero no le acompañó la fortuna a la hora de poner al rúbrica a sus acciones.

El Valencia se ha mostrado vulgar, torpón, impreciso en los pases, poco ambicioso en sus acciones ofensivas y en muchas fases de la contienda anduvo a merced de su rival al que sólo superó en el marcador porque tuvo más suerte, se encontró con un gol tempranero y con otro producto de un penalty, justo por supuesto, pero que no añade nada a la pobre actuación conjunta del equipo valencianista.

Ya hemos dicho que el terreno de juego no ofrecía condiciones adecuadas para hacer un fútbol de calidad. Pero exigía de los jugadores un mayor esfuerzo para poner de manifiesto su superioridad. Esa entrega y ese tesón lo aportaron los isleños y por eso se hicieron acreedores a un mejor resultado que esta derrota que no empeora su ya definitivo descenso a Segunda División.

El Valencia jugó medianamente bien solo a ráfagas y esos chispazos de calidad los aportaron algunas de sus individualidades. Pero lo que se dice juego de conjunto no lo hubo en la formación blanca. En general, el de esta tarde ha sido un partido que no dejó huella en el nimo de los espectadores ha pasado sin pena ni gloria y ha respondido al escaso interés que había despertado.