Ficha de partido: 12.04.1981: Valencia CF 1 - 1 Atlético de Madrid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
At. Madrid
At. Madrid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Manuel Botubot
12'
Balbino
17'
Darío Felman
30'
Daniel Solsona
35'
Descanso
45'
Fernando Morena
59'
López GarcíaMarcelino
69'
Manuel Botubot
71'
Juan Rubio
74'
Ruiz García
74'
Pablo RodríguezJavier Subirats
79'
Darío Felman
85'
Pedro PabloJuan Rubio
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: At. Madrid

Records vs At. Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (16 goles)
Goleador rival: Gárate (12 goles)
Mayor victoria: 9 - 1 (13.09.1936)
Mayor derrota: 0 - 5 (10.11.1985)
Más repetido: 1-1 (20 veces)

Crónica

Partido celebrado en, el estadio Luis Casanova, con gran entrada pero sin llegar al lleno. Unos 44.000 espectadores. Se celebraba jornada económica y día del club, y se alcanzó una recaudación de unos 26 millones de pesetas. Se jugó con buena temperatura. El ambiente estaba cargado por la presencia del Atlético de Madrid y de su presidente, que fue abroncado y aplaudido en diversos pasajes del partido, especialmente cuando circuló entre el público para acudir a requerimientos periódísticos.

Goles: 1-0. Minuto 31. Jugada rápida de ataque del Valencia. Solsona pasa en profundidad sobre Felman con mucha inteligencia, detiene la pelota y cuando le entra un defensa le dribla, para colocarse en zona de tiro y batir el portero Atlético con disparo cruzado. 1-1. Minuto 76. En una jugada aparentemente sin peligro del Atlético de Madrid, la defensa del Valencia se queda muy quieta y Ruiz entrega a Rubio quien desde la derecha cruza bien la pelota al fondo de la red. Se tiraron 17 córners contra el Atlético de Madrid y 2 contra el Valencia.

Encuentro de una tremenda carga emocional, se sabe en qué términos, se había planteado durante la semana y poco más o menos era decisivo para la posible adjudicación del título para unos u otros, o por la influencia que podía tener para terceros. El Valencia tenía grandes aspiraciones de ganarlo para conquistar el título de campeón que ha venido persiguiendo con altibajos en esta temporada, pero que últimamente se le había puesto bien de cara. El Atlético de Madrid venia poco menos que en plan de víctima, con un equipo lleno de reservas, con un conjunto que más bien parecía el Atlético Madrileño. Parecía haber perdido toda posibilidad, pero no se resignaba a lanzar la toalla. Todo esto debemos unirlo a que se celebró jornada económica, lo que también dio color pese a que no se llenó totalmente el campo, aunque el Valencia hizo una gran recaudación, lo que dio unos tintes dramáticos a este partido. Por si fuera poco, la presencia del famoso doctor Cabeza acabó de sumar, más ingredientes especialísimos. Al final, el presidente atlético escucharía una sonora bronca y unos insultós soeces por parte del público, cuando ya se había consumado este empate, que prácticamente descarta al Valencia de este rush final por el título en el que estaba metido.

En verdad el partido ha tenido una gran emoción pero no ha ido muy lejos en cuanto a calidad. La calidad se la han dado únicamente tres jugadores, Solsona y Tendillo en el Valencia, y el guardarmeta del Atlético de Madrid Belza. Ellos tres han sido en verdad las grandes figuras de un encuentro que mantuvo el tono tenso y emotivo hasta el final, compensando con ello la falta de espectacularidad y brillantez. El Valencia giró en torno a Solsona, que ha realizado hoy uno de los mejores partidos que se le recuerdan con la camiseta blanca. El ha empujado al Valencia, que en la primera parte, empleando un ritmo endemoniado, jugando a una velocidad de vértigo y con un afán extraordinario, ha dominado más que el Atlético de Madrid, aunque éste ha dado la sorpresa de que ese conjunto cuajado de reservas practicaba un fútbol bastante más equilibrado y bueno de lo que podía esperarse.

El Atlético, que planteó el partido con tono muy cauteloso, dejando en posición avanzada tan sólo a Pedraza y Rubio, ha pecado de inocencia absoluta en cuanto a la portería valencianista. En cambio, en el centro del campo, bien dirigido por Dirceu, ha jugado bastante, y en el enfrentamiento entre Dirceu y Solsona, que prácticamente llevaban la batuta en cada equipo, ha sido el valencianista el claro ganador, que además ha sido también el mejor chutádor, con unos tiros escalofriantes que sólo un guardameta que ha constituido una revelación sensacional como éste desconocido Belza ha podido detener en una tarde afortunada.

En la primera parte, hasta los 34 minutos en que marcó el Valencia el partido se jugó como queda dicho, a una velocidad enorme, con mayor iniciativa del Valencia. El gol constituyó un premio justo para los merengues, que buscaron a toda costa aumentarlo, si bien el Atlético no perdió la cabeza con ese tanto adverso que le complicaba más la situación. Pero en la segunda parte en la que hubo fases de decaimiento notables, ha dado la impresión el Valencia, de dar poco menos que por resuelta la partida, y el Atlético, que ha tenido la enorme virtud de no entregarse nunca en una jugada en que, como viene siendo muy infrecuente en el Valencia, ha pecado de pasividad su defensa, Rubio ha logrado marcar el tanto del empate que ha constituido como una ducha fría para los espectadores.

Ello ha originado que el último cuarto de hora fuera de una tensión, tremenda. El Valencia ha querido a toda costa recuperar el terreno perdido y atacó a fondo, pero su juego ha sido más alocado que preciso y con más nervio que calidad. Ha habido una jugada conflictiva y discutible al saltar Arteche y Morena por un balón en el límite del área de penalty cayendo el uruguayo al suelo. El público reclamó penalty, el árbitro, que se encontraba encima de la jugada hizo un gesto bien visible de que prosiguiera el juego, hubo también un balón en el brazo de un defensa rojiblanco pero el árbitro consideró que la pelota había ido al hombre y no a la inversa. Se prolongó el encuentro durante cinco minutos por las interrupciones anteriores, en medio de un dramatismo que se alimentaba con el enorme fervor que el Valencia le estaba poniendo el juego, buscando una victoria que acaso era merecida pero que por su decaimiento en cierta fase de la segunda parte, como considerando resuelto el partido, se estropeó.

Total, que con el 1-1, prácticamente se le van las posibilidades al Valencia de acceder a ese título que perseguía tan sañudamente, mientras persisten todavía las del Atlético, que seguirá así animando el cotarro.