Ficha de partido: 29.03.1992: Atlético de Madrid 1 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

At. Madrid
At. Madrid
1 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
AguileraTomás
55'
Manolo
60'
Ferreira
63'
Leonardo de Araujo
64'
Rommel FernándezPaco Camarasa
67'
Tomás GonzálezLeonardo de Araujo
67'
DonatoMoya
79'
Rommel Fernández
80'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Vicente Calderón
Aforo: 54.851 espectadores
Ubicación: Madrid / España 
Inauguración: 02/10/1966

Rival: At. Madrid

Records vs At. Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (16 goles)
Goleador rival: Gárate (12 goles)
Mayor victoria: 9 - 1 (13.09.1936)
Mayor derrota: 0 - 5 (10.11.1985)
Más repetido: 1-1 (20 veces)

Crónica

El oportunismo de Manolo volvió a ser decisivo para que el Atlético de Madrid pudiera doblegar a un Valencia que vendió muy cara su derrota. El gol del pichichi rojiblanco, que suma ya 17 dianas, desniveló un partido vibrante, con mucha dureza pero que se jugó con mucha deportividad por parte de ambos equipos. La victoria de los rojiblancos puede calificarse como justa, pues en la segunda parte gozaron de muchas más ocasiones que su rival. Sempere, que falló en el gol, evitó la goleada. La única nota negra del choque fue el arbitraje de Rodríguez Martel, cuya actuación estuvo plagada de errores.

El duelo entre los terceros clasificados respondió plenamente a la expectación que había despertado. Ambos equipos salieron desde el primer momento al ataque, y ello derivó en un partido abierto y entretenido. El Valencia demostró rápidamente que no venía al Vicente Calderón a mantener empate inicial y ya a los diez minutos dispuso de una gran ocasión para inaugurar el marcador, por mediación de Boro, pero el cabezazo de este sólo ante Abel salió alto.

El Atlético, que alineó otra vez a Futre tras su sanción pero que no pudo contar a última hora con López, aquejado de fiebre, se encontró con muchos problemas para contrarrestar el fuerte pressing que impuso su adversario. Tanto es así que su primera ocasión no llegaría hasta el minuto 28, en que Sempere tendría que batirse a fondo para rechazar un fuerte chut de Toni. A poco del descanso, el meta valencianista volvería intervenir para frenar una colada peligrosa de Futre.

A los diez minutos de la segunda parte. Luis Aragonés ordenó un cambio que a la postre resultaría determinante en el desenlace del partido. Tomás, que salió inicialmente para frenar las internadas de Leonardo por la banda izquierda, fue sustituido por Aguilera. La entrada del lateral dio más profundidad al equipo y de sus botas nació precisamente el único gol rojiblanco. Cinco minutos después de realizarse el cambio, Sempere no acertó a despejar de puños un centro de Futre y el balón llegó a Aguilera. El defensa atlético, que se había sumado al ataque, no dudó en disparar y la pelota, tras pegar en un zaguero valencianista, llegó a Manolo, quien fusiló a Sempere.

El técnico che, Guus Hiddink, se lo jugó el todo por el todo y también se decidió a mover el banquillo para buscar el empate. Rommel y Tomás entraron por los carrileros Camarasa y Leonardo. Este doble cambio, sin embargo, no dió los resultados apetecidos, ya que el Atlético dispondría de más espacios para poder utilizar su mejor arma: el contragolpe.

El conjunto rojiblanco, muy bien dirigido por Bernd Schuster y Futre, llevaría mucho peligro al área che. Y bien pudo conseguir una victoria mucho más abultada de no haberse encontrado con un Sempere que enmendó su error en el gol con intervenciones muy acertadas. El meta valencianista se luciría al detener un fuerte chut de Vizcaíno, salvaría con el pie un remate a bocajarro de Futre y detendría milagrosamente otro remate envenenado de Aguilera, cuando ya se cantaba el gol en los graderíos.

A falta de un cuarto de hora para el final, Luis Aragonés, que vio la segunda parte desde las escaleras del campo que conducen al vestuario, quiso asegurar la victoria y dio entrada a Donato en sustitución del punta Moya. La estrategia funcionó, aunque en el tiempo de descuento a punto estuvo el Valencia de dar un serio disgusto a los rojiblancos. Solozábal no acertó en su despeje y el balón se paseó peligrosamente por delante de la portería de Abel.

Capítulo aparte merece el colegiado, cuya labor estuvo plagada de errores. Consintió el juego duro de los dos equipos y su error más grave fue perdonar la expulsión a Ferreira en el minuto 43 por propinar una entrada sin balón a Leonardo.