Ficha de partido: 24.08.2004: Valencia CF 1 - 3 Real Zaragoza

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 3
Real Zaragoza
Real Zaragoza

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Alvaro
11'
David Navarro
27'
Toledo
28'
Galletti
33'
Descanso
45'
Miguel Ángel AnguloFrancisco Rufete
45'
Pablo AimarRubén Baraja
45'
Zapater
48'
Bernardo Corradi
53'
CaniVilla
56'
GenereloZapater
59'
Miguel Ángel Angulo
59'
Xisco MuñozBernardo Corradi
65'
SorianoGalletti
70'
Javi Moreno
82'
Mauricio Pellegrino
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Zaragoza

Records vs Real Zaragoza

Máximo goleador: Manuel Badenes (9 goles)
Goleador rival: Duca (6 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (14.02.1943)
Mayor derrota: 1 - 6 (19.04.1959)
Más repetido: 1-0 (13 veces)

Crónica

Aimar no fue talismán. El Valencia desperdició la gran oportunidad de adjudicarse la Supercopa de España. No supo hacer valer la ventaja que obtuvo en La Romareda y, lo que es peor, encajó tres goles en Mestalla, que es lo que verdaderamente debe preocupar a Ranieri. La decepción por no conseguir el trofeo en este caso pasa a un segundo plano porque, a tres días de la final europea, el equipo no dio sensación de campeón.

Ranieri y Víctor vieron el partido desde fuera de sus banquillos, El técnico italiano introdujo cuatro cambios respecto al once que presentó en Zaragoza. Su homólogo mantuvo el mismo bloque de la ida y en Mestalla fue mucho más peligroso y sobre todo efectivo. Era algo de lo que había advertido Ranieri. El equipo maño fue mejor en el cómputo global de la final y merecidamente se lleva el trofeo que ya había disputado sin fortuna en otras dos ocasiones. Savio fue el primero que empezó a inquietar a los valencianistas. La movilidad que tuvo el ex madridista fue determinante para que ya en el primer tiempo la superioridad del Zaragoza, si no total, resultara efectiva. El 0-2 dejaba grogui al Valencia que, aunque no perdía la ilusión, se diluía en su juego colectivo con las prisas e imprecisiones.

El Zaragoza avisó muy pronto. En el minuto cuatro ya dejó claro que llegaba a Mestalla con intención de sorprender. Y vaya si lo consiguió. Seis minutos después, Álvaro aprovechaba una indecisión en la defensa, una de las tantas faltas de entendimiento, para anticiparse y cabecear el balón llevándolo a la red. Inicialmente, el Valencia aguantó con estoicidad ese mazazo y primero por medio de Corradi en un tiro lejano y luego en una combinación de Fiore con Mista, enseñó los dientes. Antes de cumplirse la media hora, los de Ranieri tuvieron dos nuevas oportunidades para equilibrar la balanza. En la primera, Corradi pecó de generoso y estando en buena posición cedió a Mista para que éste marcara pero el de Caravaca no llegó a conectar. Acto seguido, una situación similar acabó con el balón en la red zaragocista pero el árbitro invalidó la jugada porque el asistente, erróneamente, levantó el banderín, lo que provocó las iras de un público que quería llevar en volandas a los suyos.

A diez minutos del final sucedió esa típica jugada en la que un equipo está a punto de marcar y en el contragolpe lo hace el rival. El Valencia no acertó y, en la siguiente acción, Galletti hizo el segundo tanto. El equipo de Víctor Muñoz aún tuvo una nueva ocasión para incrementar su ventaja. A seis minutos del final, Javi Moreno rompió el fuera de juego pero no acertó en el mano a mano ante Cañizares. El Valencia estaba obligado a marcar dos goles para seguir y lo buscó hasta el final con más corazón que cabeza.

La inclusión de Aimar en el segundo periodo dio mayor sentido al conjunto valencianista y no se hizo esperar el gol que acercaba al equipo a la igualada. El juego vibrante contagió a la grada y por momentos daba la sensación de que no se iba a hacer esperar un nuevo tanto. El Valencia lo buscó ante un Zaragoza que trataba de enfriar el juego sin desdeñar el contragolpe. Víctor metió a Generelo para dar más seguridad al centro y, con ello, Movilla fue el encargado de marcar a Aimar, que perdió fuelle. Aun así, el Valencia no bajaba la guardia en un intento desesperado de marcar. Pero el gol llegó en el marco de Cañizares cuando Javi Moreno y dejó el definitivo 1-3.