Ficha de partido: 03.04.1988: Valencia CF 3 - 1 UD Las Palmas

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 1
UD Las Palmas
UD Las Palmas

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Voro González
16'
Contreras
31'
Descanso
45'
Javier Subirats
56'
Julio II
56'
Carlos ArroyoJuanjo Juárez
57'
Pedro Alcañiz
60'
Jon García
68'
José Miguel TorresRicardo Arias
70'
VeronaAlexis
73'
OramasContreras
84'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: UD Las Palmas

Records vs UD Las Palmas

Máximo goleador: Waldo Machado (7 goles)
Goleador rival: Germán (8 goles)
Mayor victoria: 5 - 1 (25.01.1959)
Mayor derrota: 0 - 3 (28.02.1982)
Más repetido: 0-1 (7 veces)

Crónica

Tres cuartos de entrada en el Luis casanova valenciano en el partido de Liga de esta trigésimo primera jornada del Campeonato. Durante todo el día estuvieron cayendo diversos chubascos sobre Valencia, aunque a la hora de iniciarse el encuentro, lucía un tímido sol que ya no abandonó el cielo valenciano durante todo el encuentro. El Valencia recaudó 3.981.000 pesetas según cifras oficiales que nos fueron facilitadas. Los jugadores valencianos lucieron brazale nenegro por el reciente fallecimiento del ex directivo del club local, José Barrachina Fajardo. El Valencia cometió siete faltas, por dieciséis el Las Palmas. Cinco córners botó el cuadro local por únicamente tres el equipo canario.

Dirigió el partido el gallego Raúl García de Loza. Estuvo bastante bien aunque, como es lógico, su arbitraje no gustó demasiado al público del Luis Casanova habida cuenta de la particular forma de entender los partidos que tiene el colegiado gallego. Estuvo ayudado en las bandas por el árbitro de Segund División Vizcaya, y el de Tercera Iglesias. De todas formas acertó en las dos jugadas más polémicas del encuentro. La primera, a los 18 minutos de la segunda parte, cuando hizo caso a su juez de línea y señaló fuera de juego de Fenoll, que continuó con el balón y acabó marcando aunque obviamente ya no valía, y la segunda a los 32 minutos de dicha mitad, cuando hizo bien al no pitar un penalty que reclamaron las gradas, por salida de Manolo a Fenoll, al que quitó limpiamente el balón. Mostró tarjetas amarillas a Julio y a Subirats por desconsideración mutua y debió mostrársela también al portero canario Manolo, por tocar el balón con las manos fuera del área.

Goles: 1-0, minuto 17. Primer córner del partido. Lo saca Fenoll, falla Manolo en sus salida así como un defensa en un intento de despeje, y Boro, el lateral derecho valencianista, se encuentra el balón prácticamente encima y sólo tiene que poner la cabeza para alojarlo en la red. 1-1, minuto 32. Contrataque del Las Palmas, centro de Carlos desde el medio campo del Valencia, estrepitoso fallo de Giner que quiere tocar la pelota pero no lo consigue, lo que deja solo a Contreras para que, con toda tranquilidad, supere la salida de Sempere y marque por bajo. 2-1, minuto 15 de la Segunda parte. Primer córner de esta segunda mitad. Lo saca en corto Subirats sobre Fenoll, éste se abre un poco para centrar sobre el punto de penalty, y allí, completamente libre de marcaje, Alcañiz mete la cabeza picando el balón al suelo y batiendo a Manolo. 3-1, minuto 23. Otro córner, el segundo de la segund paarte, saca Subirats, esta vez directamente sobre el punto de pebalty, y Jon García, de espaldas a la portería y de tijera, incrusta el balón en las mallas.

Salvó el equipo local la visita de Las Palmas. Una visita que había producido preocupación en los aficionadds locales puesto que el equipo canario con seis negativos en su haber y situado en estos momentos en una zona que fluctúa entre el descenso automático y la promoción, tiene que intentar sumar puntos fuera de casa para salir de esta zona. Por su parte, el equipo local, con tres negativos y un punto más que el cuadro canario, tampoco podía permitirse ninguna alegría y un traspiés en casa podía complicarle las cosas de tal forma que al final fuera todo llanto y crujir de dientes.

Además se producía la circunstancia del debut en el banquillo local, en el Luis Casanova, puesto que ya lo hizo el pasado domingo en Pamplona del nuevo entrenador del conjunto valenclanista, el ex-jugador internacional Roberto Gil, sustituto del cesado Alfredo Di Stéfano. Al final todo fueron aplausos y beneplácitos para el Valencia, un poco a trancas y barrancas, eso sí, logró los dos puntos y sumar en estos dos partidos que Roberto lleva sentado en el banquillo, tres preciosos puntos que le pueden proporcionar una buena tranquilidad de cara al futuro.

Y la verdad es que el equipo local sufrió bastante. Y mucho más los aficionados de las gradas. Porque los primeros 45 minutos fueron más bien malos, aburridos en muchas ocasiones, y desde luego, desesperantes para unos seguidores valencianistas que querían ver sentenciado el partido cuanto antes y sin embargo, se encontraban con un equipo que no acababa de encontrar su sitio en el campo, nervioso e impreciso en los pases y sin ligar jugada alguna. Menos mal que el conjunto canario tampoco es que tuviera demasiadas ganas de atacar. Prácticamente los discípulos de Roque Olsen se pasaron todos los primeros 45 minutos sobando el balón en exceso y demostrando, eso sí, una impecable técnica en el toque del balón, pero sin profundizar absolutamente nada. Buena prueba de ello es que el único tiro a puerta del equipo canario fue el que en el minuto 32, valió el tanto del empate marcado por Contreras después de que el defensa valencianista Giner colaborara involuntariamente con un estrepitoso fallo.

Y si fallo había sido el tanto que producía el empate canario, fallo también había sido el gol que abría el marcador y que Voro se encontró prácticamente encima hasta el punto que no tuvo más que empujarlo a la red. Manolo primero, en su atolondrada salida, y la defensa después, dejaron el esférico delante de Voro para que éste nada más tuviera que meter la pelota en la red.

En la segunda mitad, jugó bastante mejor que en la primera el equipo local. Y eso que, curiosamente, las dos mejores oportunidades fueron para los canarios. Una, a los 5 minutos, cuando en un centro de Carlos no llegó Sempere y Alexis, en buena posición, lanzó el balón fuera. Pero sobre todo cuando a los 21 minutos, un sorpresivo tiro de Alexis desde casi 40 metros, se estrelló en el cuerpo de Sempere, que no pudo retener el balón, y Narciso, que acudió a intentar el remate, envió el balón al cuerpo del portero otra vez, saliendo a córner. Podía haber sido el empate a dos, y sin embargo se convirtió en el 3-1 definitivo, porque dos minutos después, en el ataque siguiente del Valencia, Jon García marcaba de forma espectacular el tanto que habría de sentenciar definitivamente el encuentro.

En fin, un partido que no pasará a la historia como no sea por esa pequeña anécdota de que los tres tantos del equipo valencianista fueron conseguidos como producto de otros tantos saques de esquina. Y sin el fútbol de épocas pretéritas se decía que un córner valía medio gol, esta vez se hizo realidad aquí, en el Luis Casanova. Tres córners valieron tres goles.