Ficha de partido: 18.01.1987: Rayo Vallecano 0 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Rayo Vallecano
Rayo Vallecano
0 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Miguel Ángel Bossio
10'
Capón
11'
Andrés
31'
Quique Flores
31'
Carlos Arroyo
37'
García Navajas
42'
Descanso
45'
Javier Subirats
52'
Voro GonzálezCarlos Arroyo
59'
AzconaRubén Cano
61'
Jon GarcíaSixto Casabona
70'
SantiGarcía Navajas
79'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Vallecas
Aforo: 14.708 espectadores
Ubicación: Madrid / España 
Inauguración: 10/05/1976

Rival: Rayo Vallecano

Records vs Rayo Vallecano

Máximo goleador: Jonas Gonçalves (4 goles)
Goleador rival: Ninguno
Mayor victoria: 7 - 0 (08.04.1978)
Mayor derrota: 0 - 3 (11.12.1977)
Más repetido: 1-0 (6 veces)

Crónica

Con la mejor entrada de la temporada, unos 12.000 espectadores, Rayo Vallecano y Valencia empataron a cero en un campo helado que hizo impracticable el desarrollo del juego, sobre todo en el segundo tiempo. Ambiente de gala con tracas y numerosas representaciones de jugadores valencianos, que sólo enmudecieron cuando se guardó un minuto de silencio en memoria del malogrado portero malacitano José Antonio Gallardo. El catalán Albert Giménez, que se encargó de estropear el encuentro con sus lamentables errores. Dejó son sancionar un claro penalty en el que incurrió Callejo al derribar a Quique, en el minuto 8. Para colmo, expulsó en el minuto 31 a Quique y Andrés, cuando este último se limitó a encajar el puñetazo del defensor valenciano. El festival tarjetero lo culminó mostrando la cartulina amarilla a Capón, García Navajas, Bossio, Arroyo y Subirats. El público despidió con pañuelos y gritos su desastrosa actuación.

Durante media hora asistimos a un espectáculo vibrante, protagonizado por el ritmo infernal que impusieron ambos equipos. Ante un Valencia, que cuenta con un centro del campo de Primera, el Rayo oponía un desgaste físico encomiable, que desbarataba la superior clase de los valencianos. Pero esa superioridad no pudo plasmarla el líder, pues se encontró con un Sixto atípico, ya que lanzó el esférico por encima del travesaño en el minuto 22 con toda la portería a su disposición.

Ello provocó el repliegue de los madrileños, que optaron por jugar al contraataque, para evitar la derrota que se veía venir. Sólo Cunningham sabía dar réplica a la técnica de los ches, con unos movimientos ofensivos y unas fintas que hicieron recordar sus mejores tiempos, cuando triunfaba en el fútbol británico.

Por su parte, las ocasiones más claras de los rayistas, fueron bien taponadas por Sempere. Pero el espectáculo desapareció en el minuto 31 por decisión unilateral del hombre de negro que redujo a 20 el número de contendientes para convertirse él en el único protagonista del encuentro.