Ficha de partido: 14.02.1987: Barcelona Atlético 2 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Barcelona At.
Barcelona At.
2 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Fernando Gómez
26'
López López
35'
Fernando Gómez
37'
Guillén
38'
Descanso
45'
Pedro Alcañiz
63'
López López
64'
CasalsCorbalán
68'
Villarroya
69'
Antonio MontesEmilio Fenoll
78'
Guillén
82'
ManzanaresLópez López
83'
Voro GonzálezSalvador Revert
83'
Pedro Alcañiz
91'
Final del partido
92'

Estadio



Nombre: Mini Estadi
Aforo: 15.276 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 23/09/1982

Rival: Barcelona At.

Records vs Barcelona At.

Goleador rival: López López (2 goles)
Mayor victoria: 2 - 0 (09.01.1985)
Mayor derrota: 0 - 1 (19.10.1986)
Más repetido: 0-1 (2 veces)

Crónica

Lleno casi hasta la bandera en la que fue la mejor entrada de la temporada en el Mini Estadi. Tarde primaveral y terreno de juego con algunos baches en el centro del terreno. En el palco no cabía ni un alfiler. Josep Lluís Núñez y su colega valenciano, Arturo Tuzón, lo presidieron, y Terry Venables y Kubala fueron los focos de atención. Arbitró el colegiado asturiano Manuel Díaz Vega. No convenció ni a unos ni a otros, especialmente a los blaugrana. Fue muy protestado por el público por su actitud autoritaria y puntillosa. Se le reclamó fuera de juego en el primer gol valencianista y no señaló un posible penalty de Alejo a Arroyo en el minuto 87. No descontó ni un segundo en el primer tiempo, mientras que prorrogó el segundo en dos minutos, los suficientes para que el Valencia consiguiera el gol del empate definitivo. Mostró tarjetas amarillas a Alcañiz, por protestar, y a Villarroya, Fernando y Guillén, por juego peligroso, a éste último por dos veces, lo que supuso su expulsión en el minuto 82.

Goles: 1-0, minuto 35. Martín bota un córner al primer palo, Tommy peina el balón y López López, libre de marcaje, cabecea a la red a placer. 1-1, minuto 37. Bossio lanza un balón en profundidad hacia Fernando, quien se adentra en el área y bate a Covelo, cuando éste iniciaba la salida. 2-1, minuto 19 de la reanudación. Jugada calcada a la del primer gol azulgrana. Martín vuelve a sacar un córner, Guillén cabecea hacia atrás pegado al primer palo y nuevamente López López, con la testa, marca sin oposición alguna. 2-2, minuto 46 de la segunda parte. Falta al borde del área que bota rápidamente Subirats sobre Voro, éste toca con la cabeza y Alcañiz, muy cerca de la raya de gol, acierta a meter la testa entre una nube de jugadores.

Terry Venables debió quedar sorprendido ayer por dos circunstancias. Una, la maestría con que el filial ejecuta una de esas jugadas estudiadas que generalmente pone en práctica el primer equipo. Se bota un córner al primer palo, balón que se peina hacia atrás y barraca. El Valencia cayó por dos veces en la misma trampa y la zaga menos goleada de la categoría encajó, a regañadientes, dos bonitos goles. La otra conclusión que pudo entresacar Venables es que Miguel Muñoz no es el único técnico al que le protege permanentemente una flor. Di Stéfano también parece estar entre esos pocos elegidos y, como ya le ha ocurrido al Valencia en varios partidos, esta misma temporada, logró salir airoso del Mini-Estadi gracias a un gol rebasado ya el tiempo reglamentario.

No puede decirse que asistiéramos a un gran encuentro de fútbol, pero sí resultó emocionante y tremendamente competido, sobre todo, durante el primer período. El filial barcelonista no se dejó intimidar por el nombre de su encopetado rival y en todo momento le plantó cara como un auténtico coloso. Nos sorprendió la decisión de Vilaseca al alinear de salida, como central, a un joven valor del amateur como es Alejo. Suplir a Sergi, que era baja por lesión, en un encuentro de tanta responsabilidad como éste era toda una papeleta para él. Salvo algunos deslices de poca monta, el chaval cumplió, lo que no deja de ser un éxito. Porque el Valencia achuchó y mucho. Con un pressing agobiante y continuos cambios de demarcación los che llegaron con cierta frecuencia al área local, si bien es cierto que sin demasiado peligro. Un disparo de Fenoll, que salió desviado (min. 20) y un testarazo fallido de Alcañiz (min. 29) a puerta vacía, configurarían su discreto bagaje ofensivo.

El Barça Atlétic, todo pundonor, replicaría con valentía, con un López López que no podía culminar ninguna de sus peligrosas galopadas, por culpa de las terroríficas entradas que recibía de sus marcadores. El pequeño Charly se replantearía el asunto y decidiría, con buen criterio, cobijarse en el área a la espera de una buena oportunidad. Ya, en el minuto 23, pudo inaugurar el marcador si no hubiera enviado a las nubes un centro de Martín cuando estaba solo ante Sempere. Pero en la segunda ocasión de que dispondría no perdonaría y a la salida de un córner pondría en ventaja a su equipo y en pie a toda la afición. Sin embargo, poco duraría la alegría porque tres minutos despues Fernando, con la aquiescencia del colegiado que no señaló su posición de fuera de juego, lograría nivelar la contienda. Arturo Tuzón, presidente che, reconoció el regalo arbitral y murmuró a Josep Mussons en el palco un grácies del todo revelador.

El generoso derroche de facultades esgrimido por los 22 jugadores hasta aquel momento se acusó en la reanudación. La calidad del juego decayó notoriamente pero no la emoción y la incertidumbre que envolvía el desenlace finál. El Barça Atlétic no se conformaba con el empate eso estaba.