Ficha de partido: 21.01.1981: Sevilla FC 1 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Sevilla FC
Sevilla FC
1 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Joaquín
12'
Manuel Botubot
12'
Descanso
45'
Pablo RodríguezDaniel Solsona
81'
MurúaLópez
83'
Juan JoséYiyi
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Sánchez Pizjuán
Aforo: 45.500 espectadores
Ubicación: Sevilla / España 
Inauguración: 07/09/1958

Rival: Sevilla FC

Records vs Sevilla FC

Máximo goleador: Mundo Suárez (28 goles)
Goleador rival: Campanal (20 goles)
Mayor victoria: 8 - 0 (17.10.1943)
Mayor derrota: 3 - 10 (13.10.1940)
Más repetido: 2-0 (26 veces)

Crónica

Al vencer al Valencia por un gol a cero, el Sevilla ha logrado continuar en el Campeonato de Copa, tras el partido disputado esta noche en el Sánchez Pizjuán que congregó a mucho público, cubriéndose un noventa por ciento, del aforo. Durante el encuentro fueron lanzados algunos objetos al terreno de juego, uno de los cuales alcanzó a un policía nacional, híriéndole levemente.

Gol: 1-0, minuto 11. Centro de bolea de Yíyi desde la izquierda al recoger un rechace, y Joaquín cabecea a la red, anticipándose en el salto a la defensa valencianista.

Árbitro: Soriano Aladrén, del Colegio Castellano que tuvo una buena actuación. Siguió el juego de cerca, señaló oportunamente las faltas, concedió bien la ley de la ventaja. Enseñó tarjeta de amonestación a Botubot, por protestar el gol sevillista.

No ha necesitado hoy el Sevilla la presencia de sus dos jugadores más cotizados y considerados, básicos en su esquema de juego, nos referimos a Montero y a Morete, para apuntillar al vicelíder liguero, el Valencia, y dejarlo K.O. del torneo de Copa del que fue campeón. Tan importantes ausencias en el cuadro andaluz ni se han notado, porque esta noche y más concretamente en los primeros 45 minutos, al Sevilla le sobraron recursos para eliminar a cualquier adversario. Fue el Sevilla de la primera mitad un equipo apisonadora, que corrió como enloquecido pero con una locura práctica, anticipándose al contrario, no dando un balón por perdido, jugando todos para todos.

Al circunstancial once que compuso Miguel Muñoz, circunstancial por las ausencias importantes comentadas, le salía todo y eso que el Valencia, por la igualada del partido de ida, no se encerró en torno a su área sino que buscó las proximidades de Buyo intentando sonprender a los sevillistas en los contragolpes. De ahí que en los primeros minutos del encuentro se produjeran constantes alternativas en ataque y defensa, pero la balanza del dominio de la zona ancha se decantaría del lado sevillista, especialmente por la circunstancia de que Solsona quedó totalmente anulado por Choya, Castellanos no se centró ante Juan Carlos y sólo Subirats creaba juego en el once valencianista, aunque siempre con el incordio de Blanco.

El Sevilla marcó pronto, a los 11 minutos, y ello le sirvió para redoblar sus bríos. En los minutos 33 y 44 y en otros más que no señalaremos para no ser reiterativos, el portal de Sempere pasó por serios momentos de apuro en acciones de López. Aunque la verdad es que la más clara oportunidad de gol estuvo del lado valencianista, a escasos segundos del descanso, cuando Tendillo cabeceó a la mismísima cruceta del portal del ya batido Buyo. Fue la jugada clave que iba a pesar en una eliminatoria que el Sevilla ha sacado adelante con todo merecimiento. Después, en la segunda mitad, el Valencia fue el absoluto dominador, dominio que se hizo más intensivo en los últimos veinte minutos pero sin que se crearan, esa es la verdad, grandes lances de agobio para Buyo, que sólo tuvo que emplearse a fondo prácticamente en los lanzamientos de córner. El Sevilla en esta fase acusó el cansancio de su trepidante ritmo del primer tiempo, pero aguantó el tipo y consumó su victoria justamente.